El peor error es arrastrarte

8 Mar

Muy buenos días queridos lectores.

El tema de esta semana es: Arrástrate. Sin embargo, mi post se titula: “El peor error es arrastrarte”.

No hay nada más desagradable para una persona (hombre o mujer), que alguien se le esté arrastrando constantemente, llamándole, acosándolo, buscándolo, diciéndole cuánto lo ama o cuánto le gusta estar con él. Cuando la persona A comienza a notar esas acciones de la persona B, surgie una especie de repulsión mal pedo, efecto contrario al que la persona B cree que está causando. (De haber sabido esto, no la hubiera cagado con Mr. Big).

Ejemplo:

A mi siempre me han gustado los hombres negros (aclaro: no es mi intención discriminar por el color de la piel, al contrario, me atraen mucho). El chiste es que hace unos meses conocí a uno, ya saben esto de la tecnología y de las redes sociales… Decidí conocerlo en persona, tras su insistencia y debido a mi espíritu internacionalista sediento de conocer nuevas culturas y de descubrir si el mito de que los negritos “calzan grande” es cierto.

Fuimos a tomar un café, el chico me gustó mucho físicamente, se viste bien, muy lindo, muy atento y muuuuy interesado en mi. Platicamos de su país, del mio, de nuestras respectivas vidas y se me hizo interesante el reto de sostener una conversación en francés. Todo era perfecto hasta que se le ocurrió pedirme que nos vieramos al día siguiente desde temprano para estar todo el día juntos, que quería verme todos los días aunque sea un ratito, que quería una relación seria conmigo, que le gustan mis ojos, que nunca había conocido a alguien como yo, que estoy hermosa, bla, bla, bla…

Cuando le dí un aventón al metro, me pidió que pusiera música romántica, y al despedirse me pidió que me conectara a internet en cuanto llegara a mi casa para chatear por messenger. Una vez ahí, me dijo que estaba escuchando una canción de Chayanne para acordarse de mí.

Yo ya bastante paniqueada por su comportamiento le dije que no estoy buscando una relación seria en estos momentos de mi vida y hasta el momento me sigue hablando por teléfono, por messenger, me escribió un poema, dejó comentarios en mi Facebook, me mandó dos postales y me dice lo mucho que le gusto y lo bien que se la pasa conmigo.

Ok, suelo causar ese efecto en los hombres (jajajajaja), pero que no MAME! Que no me lo diga, que no lo exprese las 24 horas del día, que me deje respirar, asimilarlo, conocerlo, no sé, algo!

La conclusión que obtengo de todo esto es la siguiente:

No importa el sexo, las creencias religiosas, el nivel educativo, la nacionalidad o el color de piel, cuando te arrastras ante alguien, esa persona se paniquea al 1000% y aunque tú tengas las mejores intenciones, debes ser muy cautelosa a la hora de exponerle tus sentimientos. No hay nada como ir conquistando a esa persona poco a poco, de una manera elegante, sutil, inteligente.

Por favor chicas, no se la pasen hablándole por teléfono a su hombre, yéndolo a buscar a su casa o trabajo por sorpresa, llegándole inesperadamente al bar donde siempre se reúne con sus amigos, llenándole el buzón de su correo electrónico con postales, pensamientos, forwards románticos, por favor no lo acosen, no se arrastren, porque aunque nosotras lo hacemos con la intención de que sepa lo que sentimos y de hacerlo sentir especial, él sólo se paniqueará tanto o más que yo con mi negrito.

Los hombres no son como nosotras, ellos no necesitan palabras bonitas, detallitos, atenciones, invitaciones. Para ellos un buen par de nalgas y bubbies es su sueño hecho realidad, así que no nos desgastemos!

La regla es sencilla: NO LE HAGAS CASO! Nada más de repente ciérrale el ojito y ya que muerda el anzuelo, él hará el resto del trabajo, fácil, no?


Que tengan una maravillosa semana!

Besos.

Anuncios

5 comentarios to “El peor error es arrastrarte”

  1. Petaca 8 marzo 2010 a 10:01 AM #

    yo digo que hay que establecer un equilibrio, porque tampoco es dejarlos, que ellos hagan todo el trabajo y que nunca sepan lo que sientes.

    Es cierto eso de que si les mandas 60 msjes al día o les llamas cada 10min nadamas los asustas, pero un pequeño indicio de que tambien lo tienes en mente no cae mal a nadie.

    Eso creo yop..

  2. manzanitablog 8 marzo 2010 a 6:04 PM #

    mmm no entendi muy bien tu post, creo que el negrito no se arrastró, tu post es confuso solo si lo comparamos con otros textos que has escrito aqui. Ciertamente, tampoco le entendi bien a Conejito… mañana veremos… Saluditos!!

  3. José Kaminer 8 marzo 2010 a 6:59 PM #

    “Los hombres no son como nosotras, ellos no necesitan palabras bonitas, detallitos, atenciones, invitaciones. Para ellos un buen par de nalgas y bubbies es su sueño hecho realidad, así que no nos desgastemos!”

    TACHE!!!!

  4. Petaca 11 marzo 2010 a 10:31 AM #

    Que onda con ovulito!!!??? ya nadiennnn a escrito…. :O..

    Creo que José Kaminer tiene razón, vamos a la misma cuestión, no hay que generalizar a los hombres…

  5. J. Miranda 11 marzo 2010 a 1:46 PM #

    “¿donde ha quedado la congruencia?” diria eso de no haber pasado por una situacion similar, a todos nos gusta que nos digan “lo bien que nos vemos” lo mucho que nos aman y esas bobadas pero hay un limite hasta para eso, no se traumen, no esta chido parecer un acosador o peor que se obsesionad@s

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: