Archivo | julio, 2010

El contacto físico

5 Jul

Este fin de semana he estado pensando mucho en el contacto físico y creo que es la mejor manera de decirle a esa personita especial “me gustas” sin tener que decirlo.

Al platicar con alguna ovulita me contó que el chico con el que está saliendo nada más no da el siguiente paso, por lo que ella no sabe cuáles son sus intenciones, ¿la querrá como amiga o tendrá otro tipo de interés en ella? En ese momento un rayito de luz me iluminó desde el cielo y recordé una experiencia similar que tuve hace algunos años.

Me encontraba saliendo con un chico al que evidentemente le gustaba (lo sabía porque todos mis amigos y sus amigos me lo decían) pero él no me decía NADA. Iba por mí a la escuela, me invitaba al cine, a fiestas, me llamaba todos los días, pero no se aventaba! Mucho menos se atrevía a darme un beso o abrazarme, así que decidí tomar la iniciativa de una manera muy sutil: con el contacto físico.

Primero empecé a saludarlo con el típico abracito. Es decir no es un abrazo comprometedor, ni arrimador, NO! Es un abrazo corto, cordial, que expresa que te da muchísimo gusto volverlo a ver, pero al mismo tiempo es un contacto físico más prolongado que un simple beso en la mejilla o peor aún un “hola”.

Después, al estar platicando con él aprovechaba algún comentario que se prestara para tomarlo del brazo.  Es un toque breve y suave, pero está totalmente justificado por el contexto de la plática. Por ejemplo: Le hacía alguna bromita pequeña y luego me reía al mismo tiempo que lo tomaba del brazo y le decía: No te creas, estoy jugando!

Lo mismo hacía cuando cruzaba una calle o bajaba algún escalón, lo tomaba del brazo y pronto se le convirtió en una costumbre, muy buena por cierto, pero saben qué más sucedió? Que el niño éste agarró la onda, le estaba diciendo con mi lenguaje corporal que también me gustaba, que sí tenía oportunidad conmigo, que no lo iba a mandar lejos si intentaba algo, y funcionó.

De pronto comenzó a tomarme de la mano, entre juego y juego me abrazaba y como no veía ninguna resistencia de mi parte fue quedando más claro que los dos nos traíamos ganitas, jajajaja, bueno nos gustábamos, lo que pasó después ya no es tema de este post, pero el punto fue que me di cuenta INMEDIATAMENTE de que los hombres responden al contacto físico de una forma extraordinaria, es más funcional que el mejor speech para preguntarle qué es lo que siente por ti. De verdad, no lo digas con palabras, dilo con roces, jejejeje.

Otra de las ventajas del contacto físico es que el chavo NUNCA va a quitar la mano, ni tampoco se sentirá ofendido con que lo saludes con un abrazo. Como no le estás diciendo nada con palabras, tampoco te quemarás si lo que él está buscando en ti es sólo una amistad. Pero si quiere algo más le estarás dando un empujoncito para que dé el siguiente paso.

Hace unos días leí que mi amiguita hermosa Quejumbrosa posteó acerca de que las mujeres pueden, en ocasiones, dar el primer paso. Yo no estoy de acuerdo con eso, pero respeto las opiniones de cada quien. Sin embargo, sí creo que a veces los hombres temen ser rechazados, no saben por dónde llegarnos, así que por qué no darles señales más claras?

Otros trucos para tener un contacto físico más efectivo:

  • Si están sentandos y la plática lo amerita, puedes tocarlo también en la rodilla y sólo la rodilla, eh!
  • Le puedes decir, préstame tu mano, porque tengo un don especial para leer el futuro (aunque no lo tengas).
  • Dile que tiene una basurita en la cara y ofrécete a quitársela e inmediatamente haz como que la tiras para que no se dé cuenta que no traía nada.
  • Házle saber que uno de sus cabellos se salió de su lugar y acomódaselo bien.
  • Acércate a su cuello para oler su loción y pregúntale el nombre, porque te encantó.
  • Puedes también invitarlo a que huela tu perfume, ya sea de tu muñeca o detrás de tus orejas y pregúntarle si le gusta el olor porque lo acabas de comprar.
  • Al bailar acércate un poquito más de lo normal, rompe ese límite que los está separando, y aprovecha una de las vueltas raras que te dio para poner tus manos en su cuello.
  • ¿O qué tal si le dices que le vas a dar un masaje en el cuello y hombros porque lo ves muy tenso?

Hay infinidad de pretextos, sólo recuerden no verse muy obvias, y les aseguró que este chico captará el mensaje ASÍ O MÁS RÁPIDO y sobra decir los dos sentirán millones de mariposas en el estómago, ya sin con eso no reacciona este niño, entonces sí prepárense su speech para preguntarle qué diablos pasa con él, qué pretende contigo, que a veces te confunde, etcétera.

¡Suerte! A ponerlo en práctica que yo haré lo mismooooo 😛

¡Bonita semana para todos y todas!

A %d blogueros les gusta esto: