Archivo | octubre, 2010

Para aquellas “traumaditas” por su peso

27 Oct

Este post está pensado en una personita muy especial que se acaba de integrar como lectora a nuestro blog y que está un poquito desanimada por su peso, la llamaremos “Traumadita” porque ese fue el nick que ella misma escogió, sin embargo, pretendo llegar a todas las chicas que tienen (tenemos) el mismo problema: El sobrepeso u obesidad.

Hace unos meses escribí en este mismo espacio un post acerca del sobrepeso en las mujeres. Aseguré que era más dificil para nosotras lograr establecer una relación amorosa con un hombre, ya que ellos en primer lugar se acercarán a una mujer delgada y/o curvilínea y, en segundo lugar, son más propensos a dejarse llevar por el “qué dirán” de la sociedad. Me atreví a asegurar que el status de un hombre tiene mucho que ver con el aspecto físico de “su mujer”. Sin embargo un hombre gordito no tiene la misma suerte, debido a que nosotras, las mujeres, tomamos en cuenta otros factores como los sentimientos, la forma en la que nos tratan, etc. En aquella ocasión llegué a dos conclusiones: O le echamos ganas y bajamos de peso, o dejamos de escuchar el “qué dirán” y las críticas de la sociedad.

Una vez recordado lo anterior, me permitiré responderle punto por punto a “Traumadita”:

  1. Mencionas que tuviste un novio con el que duraste un mes y te ofendía todo el tiempo por tu sobrepeso. Sólo quiero decirte que eso no fue amor, no te confudas por favor y no creas que todos los hombres son iguales. Desafortunadamente, los hombres maduran muchísimo más lento que nosotras y a la edad de 12 años tienen la mentalidad de un niño! Y déjame decirte que a cualquier edad un hombre es capaz de herirnos donde más nos duele. En tu caso fue por el sobrepeso, pero a otras nos han dañado con infidelidades, humillaciones, préstamos económicos que nunca pretenden pagar y en casos extremos hasta con golpes. Lo que quiero decirte es que te tocó la mala suerte de toparte con un patán, inmaduro e insensible, y así como él HAY MUCHOS, y a todas nos ha tocado sufrirle de una u otra manera, sin duda, hay hombres buenos, no es mi intención generalizar. Aquí contínuamente estamos dando consejos para ser una PERFECTA CABRONA y no dejarnos de este tipo de “caballeros”.
  2. Después engatuzó a tu mejor amigo e hizo que también te odiara. En verdad crees que ése era tu mejor amigo? Un amigo, te quiere tal como eres, te apoya, te ayuda, te consuela, te escucha, te defiende. Ése no era tu amigo, traumadita. Y mejor deberías pensar que esta experiencia te sirvió para descartarlo de tu lista de amigos, porque te diste cuenta que a la primera oportunidad se cambió de bando, para qué quieres a una persona así a tu lado? Con esto que te pasó mataste dos pájaros de un tiro!
  3. Después nos cuentas que bajaste 15 kilos, por lo cual te quiero felicitar sinceramente! Nadie mejor que yo sabe lo dificil que es bajar TANTOS KILOS! Tal vez tú no notes tanto el cambio, pero déjame recordarte que 15 kilos son como tres tallas de ropa, no lo notas ahí? No te queda mejor la ropa, no te compras cosas más coquetas? Y qué me dices de la báscula? Ésa no miente!
  4. Ya no estás gorda, estás “llenita”. Nos comentas que te faltan por bajar 5 kilos, lo cual me parece relativo, ya que depende mucho de tu complexión. Hay quienes ni en sueños llegaremos a nuestro peso ideal, por más dietas, ejercicio u oraciones que hagamos. Así somos! Toda mi familia es de complexión robusta, yo me conformo con no tener pancita y que no se me salgan los rollitos. Debemos aceptar que no podremos llegar a tener la cinturita de Thalia, (a menos que estés dispuesta a someterte a una intervención quirúrgica y quitarte dos costillas).
  5. Por favor traumadita, no te compares con tus amigas o con las niñas que ves en la calle. Volvemos a lo mismo, quizá ellas provienen de una familia donde todos son delgados, NOSOTRAS NO. A lo largo de mi vida he aprendido a aceptar que la vida es injusta, a ellas les tocó un cuerpecito menudito, pero a mi la vida me dio una carita bien bonita y por lo que leo, también es tu caso. Sé que muchas de esas chicas flaquitas envidian mi cara y ¿qué van a hacer al respecto?, ¿tirarse a la depresión, suicidarse? ¡NO! Si no tienen cara bonita, se van a poner ropa más ajustada o más llamativa, es decir van a resaltar más sus cualidades. Yo hago lo mismo. A lo mejor no puedo usar ombligueras, pero si le saco partido a mis ojos, cabello, boca, me pongo un buen perfume, unos tacones envidiables, bolsa nice y sobre todo necesitamos ACTITUD.
  6. ¿A qué me refiero con actitud? (Aquí retomo y relaciono el punto donde dices que ya no puedes amar, que le tienes miedo a los hombres y a que te lastimen): Si en tu escuela te sientes insegura porque crees que estás gordita y piensas que todos te ven como “la gordita”, efectivamente así te verán, porque es la imagen que estás proyectando. Si tú por fin asumes que YA NO ESTÁS GORDITA, que bajaste 15 kilos, que tienes una cara hermosa, que no vales por tu físico sino que tienes otras cualidades y que eres una mujer preciosa, así te verán los demás. Créetelo! Así que de ti depende la imagen que quieras proyectar y esto se verá igualmente reflejado en el trato que recibas de los hombres. (Te recomiendo algunos post de Ovulito clasificados con la etiqueta de CABRONAS).
  7. Mencionas que te da miedo llegar a pensar en suicidarte. Sólo te hago algunas preguntas: ¿Crees que vale la pena darle gusto a todos aquellos que se han burlado de ti? ¿Crees que tu vida no vale nada por tu sobrepeso? ¿Tienes el derecho de quitarte la vida porque tienes 5 kilos de más? ¿No tienes ninguna otra cualidad que puedas explotar? ¿Eres tan egoísta que no te importaría causarle un dolor tan grande a tus papás, familiares y seres queridos? ¿Y todo por qué? Porque a la sociedad no le gustan las mujeres “llenitas”. Entonces que también se suiciden todos los discapacitados, los negritos, los indígenas, los autistas, las prostitutas, los ancianos, los homosexuales, porque finalmente todos ellos tampoco encajan en el estándar de la sociedad y son rechazados de igual manera.
  8. Tienes 15 añitos! Sabes cuánto le falta a tu cuerpo por desarrollarse y tomar su forma definitiva? Si desde ahorita te alimentas sanamente y haces ejercicio (moderado), verás los resultados cuando tu cuerpo lo crea conveniente. No se trata de vomitar, de dejar de comer, ni de matarte en el gimnasio, recuerda que todo en exceso es malo  y al rato ni vas a bajar de peso (porque tus genes no te lo permiten) y además estarás ojerosa, demacrada, se te caerá el cabello, estarás atada a la cama de un hospital y creo que no quieres llegar hasta ese extremo, o si?
  9. Afirmas que si no eres delgada, la sociedad no te acepta, pero debo debatirte este punto con mi propio ejemplo. Yo no soy delgada, pero me sé bonita (y modesta, jajaja); algunas amigas me halagan por mi buen gusto para vestir; siempre fui la más inteligente del salón y mis compañeros me respetaban; actualmente me desenvuelvo a la perfección en un mundo de abogados cuando yo soy internacionalista, me respetan por mi capacidad para desenvolverme en el trabajo; soy profesora adjunta en la UNAM y mis alumnos me respetan por los conocimientos que puedo llegar a transmitirles; gano muy buen dinero, me he comprado muchas cosas que se me han ido antojando y la gente te respeta también cuando tienes poder adquisitivo; y por éstas y otras cualidades tengo a dos que tres cabroncitos detrás de mi y me doy el lujo de decirles que no, porque aspiro a algo mejor, estoy esperando al hombre que me haga sentir como me merezco. Y sí, efectivamente, estoy gordita, pero a la sociedad me la paso por el Arco del Triunfo, tengo mil y un razones para rechazarlos a ellos con la mano en mi ancha cintura.
  10. Así, te pido, Traumadita que te dejes de preocupar por esos 5 kilos de más, intenta no recuperar los otros 15 que ya bajaste. Trabaja en tu autoestima como por ejemplo esmerándote más en tu arreglo personal (maquillaje, zapatos, perfumes, accesorios, cabello); realiza actividades que te hagan crecer como persona, por ejemplo: toma cursos de idiomas, échale ganas en tu escuela, estudia una licenciatura, ingeniería o lo que más te agrade, toma cursos de computación, aprende a tocar algún instrumento, dona las cosas que ya no te sirvan a la gente más necesitada; busca actividades que te llenen espiritualmente, como ir a la iglesia, practicar la oración, yoga, meditación, lee libros de autoayuda y autoestima, adopta una mascota y cuídala, acércate a tu familia y tenles muchas confianza, platica con ellos acerca de tus preocupaciones, refúgiate en tus amigos (verdaderos) y si no tienes nosotras podemos ser tus amigas, si nos lo permites; y lo más importante, QUIÉRETE, para que los demás también lo hagan. No te vuelvas a autonombrar gorda, desecha todos los adjetivos negativos de tu vocabulario, comienza por RESPÉTARTE a ti misma.

Sabemos que puedes lograrlo.

¡Te mandamos un abrazo y te dedicamos la canción de Bruno Mars- Just the way you are (chécate los subtítulos)! 🙂

 

Post relacionado:

Si eres “gordita”, esto te interesa.

TATUAJES EN LA CARA

26 Oct

Hasta hace poco estaba convencida que quería tener un hijo antes de los 30 y de no hallar al hombre indicado, optaría por la inseminación artificial, ello me daría más seguridad hasta de la salud del bebé, y lo haría egoístamente mío, de esa manera, ningún “cabrón” podría tocar a mi puerta años después reclamando “su parte del pastel”.

Pero bueno, hace poco tuve una terrible pesadilla, y me di cuenta de que…actualmente, es un hecho que no nos realizamos como mujeres a partir de “tener hijos” así que se vale simplemente no querer tener uno.

Y llegué a esa conclusión. Me agrada toda la magia que rodea a los embarazos; eso de “una vida adentro de otra” pero… justo a raíz de ese sueño, que jamás contaré porque de verdad fue bizarrizimo, entendí cuando en la película Comer, Rezar, Amar, hacen una comparación entre tener hijos y tatuarse la cara.

Tal vez cuando las mujeres consideran haber  encontrado al hombre de su vida y todo eso, creen que es de lo más normal, pero… nadie lo ve bajo esa perspectiva (la de tatuarse). Si lo viéramos así creo que no cualquiera se tatúa la cara. Un tatuaje implica llevarlo por siempre, en las buenas, en las malas, a veces te gustará verlo, a veces te arrepentirás mil veces de haberlo puesto allí.

Tal vez escojas el diseño con alguien, que estará allí, y quizá después se vaya y tú te quedarás con el tatuaje, sin vuelta atrás, nada de “borrarlo” porque dejará marca, y eso si se puede borrar. En fin se pueden hacer varias analogías, la idea es…  ni es tan natural, ni tan sencillo, es más… hay trabajos en los que no te contratarán  si tienes uno jajaja (pequeña broma, estaba muy seria ya)

Creo que hay un mal enfoque de la maternidad, la mayoría de las mujeres que he conocido y son madres creen que se da de manera “natural”, de manera “empírica”. Yo creo que el hecho de pensar, que “solito se va dando” es lo que de entrada genera un primer malestar y debería de haber una verdadera educación al respecto. Justo en este momento de la historia de la humanidad no nos reproducimos para sobrevivir… somos una  plaga.

Y si a eso le sumamos que en los países tercermundistas, además de tratar de ser exitosa, hay fuertes exigencias sociales respecto de la maternidad, pff… estamos jodidas, porque aunque ellos juren que ya nos dieron “igualdad” (estúpidamente usada la palabra) y por eso ya no nos ceden el lugar en el bus… resulta que en el plano de lo familiar la mujer sigue siendo la responsable directa, aunque no debiera serlo, en ese aspecto no ha habido una verdadera EQUIDAD (palabra correcta).

Así que…quien desee educar un hijo, primero debiera educarse a sí mismo y después a su pareja. ¡Y tatuarse la cara… pero  ambos!

¡He dicho!

P.D. Seguro siempre habrá quien decida de manera consciente tatuarse la cara, con toda la convicción y el amor del mundo; mi respecto y admiración  para esas mujeres.

NI TODO EL AMOR, NI TODO EL DINERO…NI TANTITO DINERO

19 Oct

Dos veces en esta semana escuché esa frase,  se las dejo como consejo y  escríbanla en la pasta de sus agendas con letras bien grandotas:

“Ni todo el amor, ni todo el dinero”… pensándolo bien: ¡ni tantito  dinero!

En posts anteriores he comentado que cuando uno se enamora, de acuerdo con Freud, “da lo que no tiene, a quien no es”…  y ¡SÍ!

Hace poco hice un préstamo a quien podría llegar a creer “el elegido” pero que la verdad a penas si conocía… si sí…pueden decirme lo que sea, seguro me lo dije yo también y hasta me lo reiteraron unas cien veces un par de personas jajajaja

Pero después de unos cuantos ¿por qué? y  ¡no mames que pendeja soy! me limité a aprender de las circunstancias, y las moralejas son:

“Si alguien no es capaz de darte lo que es tuyo, mucho menos ofrecerá algo de corazón”

“Si alguien no te corresponde, jamás lo hará” y no vale la pena estar en una relación donde no existe la reciprocidad, porque… el mensaje que se envía al universo es que estas dispuesto a limitarte a dar sin recibir nada a cambio…y las cosas no funcionan así.

“Si alguien no muestra ni tantito interés en cómo estás o si te hace falta algo”… simplemente… no le interesaaaas!!!  Y valen más los hechos que las palabras…así que tendría uno que ser muy masoquista para quedarse allí…

Lo reitero: “Ni todo el amor, ni todo el dinero… ni tantito dinero”

Y no se trata de ser egoísta, se trata de ser inteligete.

Finalmente…  si de amor se trata…. Nunca den más de lo que estén recibiendo, porque si bien duele perder cosas materiales… las deudas de amor dejan heridas más profundas…  Tal vez duela perder dinero, pero siempre en esas situaciones se conocen a los verdaderos amigos y los milagros.

Pero… cuando lo que duele es el corazón… no sabemos ni dónde ponernos el curita (citando a  Mafalda)

Feliz martes y les reitero: “Ni todo el amor, ni todo el dinero… ni tantito dinero”… menos si están en la etapa de enamoramiento… puede ser peor tratar de ayudar que no hacerlo… ¡créanme! jajaja

 

¡Consíguete un amante!

18 Oct

Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo.

Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron.

Y son generalmente éstas dos últimas, las que vienen a mi consultorio para decirme que están tristes o que tienen distintos síntomas como insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto o los más diversos dolores.

Me cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en que ocupar su tiempo libre. En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas.

Antes de contarme esto ya habían visitado otros consultorios en los que recibieron la condolencia de un diagnóstico seguro: “Depresión” y la infaltable receta del antidepresivo de turno. Si yo he llegado a conocer a estas personas es porque obviamente, no mejoraron y vinieron a verme buscando soluciones a su rosario de dolencias. Entonces, después de que las escucho atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo; que lo que realmente necesitan, es un amante!

Es increíble ver la expresión de sus ojos cuando reciben mi veredicto. Están las que piensan: ¡Cómo es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica! Y también están las que escandalizadas se despiden y no vuelven nunca más. A las que deciden quedarse y no salen espantadas por el consejo, les doy la siguiente definición:

– Amante es: “Lo que nos apasiona”. Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir.

Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno.

Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.

A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja. También solemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby…

En fin, es “alguien” o “algo” que nos pone de “novio con la vida” y nos aparta del triste destino de durar.

¿Y qué es durar?-Durar es tener miedo a vivir. Es dedicarse a espiar como viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia.

Durar es postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizás podamos hacerlo mañana.

Termino este relato con sugerencia, más que una sugerencia; una súplica: Por favor no te empeñes en durar, búscate un amante, sé tu también un amante y un protagonista… de la vida. piensa que lo trágico no es morir, al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie.

Lo trágico, es no animarse a vivir; mientras tanto y sin dudar, búscate un amante……

La psicología después de estudiar mucho sobre el tema descubrió algo trascendental: “Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida”.

Autor: Jorge Luis Caballero Quezada.

 

En este momento mi amante es mi trabajo, mi clase y mi tesis, apenas tuve tiempo para buscar este artículo que leí hace unos días, copiarlo y pegarlo!!!! Estoy hasta el full de trabajo, pero me encantaaaaa!!!! Por eso no les pude escribir algo de mi autoría, pero espero que les guste este pensamiento y ya consíganse un amante pues.

¡Bonita semana!

¿Y SI ROMEO NO HUBIERA MUERTO?…

12 Oct

Hasta la fecha creemos que la historia de este par ha sido una de “las más grandes”. ¡No cualquiera se mata por otro! ¿Segur@s?

No solo existe la muerte física y sé que más de una vez hemos matado partes de nosotros sólo por “amor”.

“Amar es dar lo que no se tiene a quien no es”. Nunca había entendido tanto esta frase de Freud como ahora. Me queda claro que estar enamorado es un momento en el que nos encontramos fuera de nosotros, podemos hacer lo que sea… lo que sea… con tal de estar con el otro, saber del otro…quien a su vez, de estar enamorado… está fuera de sí.

Así que cuando estamos enamorados nadie es quien es… quizá es allí donde radica la magia, pero creo que el verdadero reto de las parejas es atravesar esa etapa de locura, llegar a la realidad y continuar aceptando y queriendo al otro.

Tal vez lo que hace inolvidables a los amores “inciertos” es precisamente que jamás llegaron a caer en el plano de la realidad, mueren antes de que eso pase y les da cierto toque de misterio… ¿Podría haber sido el amor de mi vida? ¿Hubiéramos sido felices?

De no haber muerto aquel par de tórtolos,  podrían haberse quedado juntos, sin dinero suficiente para vivir y Julieta tendría que lavar platos después de preparar la comida, y eso sería lo de menos… podrían haberse dado cuenta con el paso del tiempo, que querían “un tiempo” porque todo había sido muy precipitado…que eran muy jóvenes, que tal vez todo había sido un error.

¿Si Romeo no hubiera muerto se habría quedado con Julieta? … Creo que más de una vez nos lo preguntamos a nosotr@s mism@s, refiriéndonos a alguien que súbitamente “desapareció” de nuestra vida…

Una buena moraleja de la historia podría ser: los amores inciertos carecen de sentido en la realidad, así que no vale la pena hacerlos “presentes”… Cosas terribles pueden pasar a locos que se enamoran, como: “matarse” pero peor que eso… podrían “matar” sus deseos o morir en vida.

Finalmente, el amor resulta una gran motivación y sólo cuando amamos sabemos cuán lejos podemos llegar por un sueño.

 

Para limpiar el aura del pasado sexual con yoga

11 Oct

Debo confesar que ayer, domingo, me encontraba viendo la TV como a eso de las 12 del día y como no había partido de los Pumas, le cambié y le cambié hasta que me topé con el canal de música Telehit. A esa hora transmiten un programa que se llama Pic-nic, y no niego que hay cositas que valen la pena, como lo que quiero platicarles el día de hoy.

Las chicas éstas entrevistaron a la Directora del Instituto Mexicano de Yoga, Ana Paula Domínguez, ya que está presentando su libro “El mapa de la felicidad”, (se me antoja, se me antoja!), y sí la estaba escuchando y todo, pero cuando de plano me senté a escuchar con atención fue cuando Ana Paula dijo que según la filosofía del yoga, cada hombre con el que hayamos tenido relaciones sexuales en el pasado, deja su energía en nuestra aura, ya sea ésta buena o mala.

Afirmó que aunque ya hayamos superado la relación y no tengamos más contacto con él, su energía sigue a nuestro alrededor por aproximadamente UN AÑO! Mientras que nuestra energía en el aura de los hombres dura sólo 28 días con 3 horas. ¡NO ME CHINGUEEEEEEEEN (literal, jeje)! Y a eso agrénguele si en el último año hemos estado con más de un hombre… varias energías están invadiéndonos y a lo mejor por eso nos sentimos vacías, como que algo nos falta, tristes, deprimidas, no sé, no sé.

La verdad es que no soy una experta en yoga, es más no sé nada de yoga, pero sí es una de las disciplinas que me llaman mucho la atención y que me gustaría aplicar a mi vida. Así que me permití tomar nota de los consejos que dio Ana Paula Domínguez para limpiar el aura de nuestros antepasados sexuales:

  1. Ponte en la posición básica de meditación, que se llama flor de loto (sentada en el piso o en la cama con las rodillas cruzadas y las manos con las palmas hacia arriba sobre las rodillas, haciendo contacto del dedo pulgar con el índice).
  2. Haz una serie de inhalaciones sintiendo como el aire entra por todo el cuerpo. Exhala.
  3. Repite el mantra: Sa, Ta, Na, Ma. Sa, Ta, Na, Ma, como cantadito. Aquí es importante que alternes el contacto de los dedos con los mantras, es decir cuando digas Sa es contacto del dedo índice con el pulgar. Ta contacto del dedo medio con el pulgar. Na, dedo anular con el pulgar. Ma, dedo meñique con el pulgar.
  4. Repite este ritual durante 2 minutos en voz alta, 2 minutos en murmullo, 3 minutos en silencio (en la mente), 3 minutos en murmullo y 2 minutos en voz alta. En total son 11 minutos.
  5. Haz esto durante 40 días para limpiar tu aura de malas energías. Si un día se te olvida hacerlo, tendrás que volver a empezar y hacerlo durante otros 40 días.

También habló de otro ritual de yoga para cortar los lazos con un hombre con el que estuvimos relacionadas y no hemos podido superar:

  1. En la misma posición, has las repiraciones respectivas.
  2. Visualiza al hombre en cuestión frente a ti.
  3. Imagina que hay un hilo color dorado que los une a la altura del coxis (primer chacra) y haz un movimiento con la mano como si lo cortaras.
  4. Haz lo mismo a la altura de los genitales (segundo chacra), imaginando un hilo color naranja.
  5. Tercer chacra a la altura del ombligo, con un hilo color amarillo.
  6. Cuarto chacra a la altura del corazón, con un hilo color verde esmeralda.
  7. Quinto chacra a la altura de la garganta con un hilo color azul turquesa.
  8. Sexto chacra a la altura del entrecejo con un hilo color violeta.
  9. Séptimo chacra a la altura de la cabeza con un hilo color azul.
  10. Hacer un corte final de todos los hilos. Corte completo.
  11. Repetir hasta que lo consideres necesario y te sientas totalmente desapegada de aquella persona.

No sé qué tan efectivo sea esto, nunca lo he intentado, lo escuché ayer, pero creo que cualquier ritual espiritual puede servir para sentirnos mejor o para mentalizarnos con la finalidad de actuar (o de no actuar) de cierta forma. Lo único que sé es que hagamos lo que hagamos, lo debemos hacer con fe, para que funcione. ¿Qué dicen, lo intentamos juntas?

Que tengan una linda semana.

Nos leemos el próximo lunes.

Namasté.

Me canse…

9 Oct

Hay muchas cosas que he querido escribir desde hace tiempo y nomas no me animaba, pero hoy lo haré.

Despues de mucho pensar tuve que reconocer que sí he cambiado y esa es la razón por la que ahora ya no estoy cerca de dos personas que quise mucho.  Sin ningún afán de ser dramatica, diré que esta ciudad es quien me hizo convertirme en una persona intolerante.

Solia ser de esas personas que aguantaban un chingo de cosas, que perdonaba todo y que nunca guardaba rencor alguno, si alguien me hacia una fregadera la verdad es que lo olvidaba y sobre todo, insisto,  si se trataba de gente que queria, como mis amigas.  Pero se acabo, ya no tolero que me planten  y que ni siquiera se disculpen por eso, ya no tolero que me llamen hasta la madre de alcohol a las 4.00 de la mañana, me chute su peda en el teléfono CUATRO HORAS y la siguiente semana me hagan un reclamo  por un estúpido malentendido.  Sé que en otras ocasiones habría cedido, PORQUE ASI LO HACIA SIEMPRE pero la realidad es que ya no me nace.  Me canse de estar ciega a lo que era evidente para todos.

Y mi proceso es extraño porque sí me duele, pero ya no siento en mi corazón ningún deseo de rescatar algo.

A %d blogueros les gusta esto: