Archivo | octubre, 2010

Para limpiar el aura del pasado sexual con yoga

11 Oct

Debo confesar que ayer, domingo, me encontraba viendo la TV como a eso de las 12 del día y como no había partido de los Pumas, le cambié y le cambié hasta que me topé con el canal de música Telehit. A esa hora transmiten un programa que se llama Pic-nic, y no niego que hay cositas que valen la pena, como lo que quiero platicarles el día de hoy.

Las chicas éstas entrevistaron a la Directora del Instituto Mexicano de Yoga, Ana Paula Domínguez, ya que está presentando su libro “El mapa de la felicidad”, (se me antoja, se me antoja!), y sí la estaba escuchando y todo, pero cuando de plano me senté a escuchar con atención fue cuando Ana Paula dijo que según la filosofía del yoga, cada hombre con el que hayamos tenido relaciones sexuales en el pasado, deja su energía en nuestra aura, ya sea ésta buena o mala.

Afirmó que aunque ya hayamos superado la relación y no tengamos más contacto con él, su energía sigue a nuestro alrededor por aproximadamente UN AÑO! Mientras que nuestra energía en el aura de los hombres dura sólo 28 días con 3 horas. ¡NO ME CHINGUEEEEEEEEN (literal, jeje)! Y a eso agrénguele si en el último año hemos estado con más de un hombre… varias energías están invadiéndonos y a lo mejor por eso nos sentimos vacías, como que algo nos falta, tristes, deprimidas, no sé, no sé.

La verdad es que no soy una experta en yoga, es más no sé nada de yoga, pero sí es una de las disciplinas que me llaman mucho la atención y que me gustaría aplicar a mi vida. Así que me permití tomar nota de los consejos que dio Ana Paula Domínguez para limpiar el aura de nuestros antepasados sexuales:

  1. Ponte en la posición básica de meditación, que se llama flor de loto (sentada en el piso o en la cama con las rodillas cruzadas y las manos con las palmas hacia arriba sobre las rodillas, haciendo contacto del dedo pulgar con el índice).
  2. Haz una serie de inhalaciones sintiendo como el aire entra por todo el cuerpo. Exhala.
  3. Repite el mantra: Sa, Ta, Na, Ma. Sa, Ta, Na, Ma, como cantadito. Aquí es importante que alternes el contacto de los dedos con los mantras, es decir cuando digas Sa es contacto del dedo índice con el pulgar. Ta contacto del dedo medio con el pulgar. Na, dedo anular con el pulgar. Ma, dedo meñique con el pulgar.
  4. Repite este ritual durante 2 minutos en voz alta, 2 minutos en murmullo, 3 minutos en silencio (en la mente), 3 minutos en murmullo y 2 minutos en voz alta. En total son 11 minutos.
  5. Haz esto durante 40 días para limpiar tu aura de malas energías. Si un día se te olvida hacerlo, tendrás que volver a empezar y hacerlo durante otros 40 días.

También habló de otro ritual de yoga para cortar los lazos con un hombre con el que estuvimos relacionadas y no hemos podido superar:

  1. En la misma posición, has las repiraciones respectivas.
  2. Visualiza al hombre en cuestión frente a ti.
  3. Imagina que hay un hilo color dorado que los une a la altura del coxis (primer chacra) y haz un movimiento con la mano como si lo cortaras.
  4. Haz lo mismo a la altura de los genitales (segundo chacra), imaginando un hilo color naranja.
  5. Tercer chacra a la altura del ombligo, con un hilo color amarillo.
  6. Cuarto chacra a la altura del corazón, con un hilo color verde esmeralda.
  7. Quinto chacra a la altura de la garganta con un hilo color azul turquesa.
  8. Sexto chacra a la altura del entrecejo con un hilo color violeta.
  9. Séptimo chacra a la altura de la cabeza con un hilo color azul.
  10. Hacer un corte final de todos los hilos. Corte completo.
  11. Repetir hasta que lo consideres necesario y te sientas totalmente desapegada de aquella persona.

No sé qué tan efectivo sea esto, nunca lo he intentado, lo escuché ayer, pero creo que cualquier ritual espiritual puede servir para sentirnos mejor o para mentalizarnos con la finalidad de actuar (o de no actuar) de cierta forma. Lo único que sé es que hagamos lo que hagamos, lo debemos hacer con fe, para que funcione. ¿Qué dicen, lo intentamos juntas?

Que tengan una linda semana.

Nos leemos el próximo lunes.

Namasté.

Me canse…

9 Oct

Hay muchas cosas que he querido escribir desde hace tiempo y nomas no me animaba, pero hoy lo haré.

Despues de mucho pensar tuve que reconocer que sí he cambiado y esa es la razón por la que ahora ya no estoy cerca de dos personas que quise mucho.  Sin ningún afán de ser dramatica, diré que esta ciudad es quien me hizo convertirme en una persona intolerante.

Solia ser de esas personas que aguantaban un chingo de cosas, que perdonaba todo y que nunca guardaba rencor alguno, si alguien me hacia una fregadera la verdad es que lo olvidaba y sobre todo, insisto,  si se trataba de gente que queria, como mis amigas.  Pero se acabo, ya no tolero que me planten  y que ni siquiera se disculpen por eso, ya no tolero que me llamen hasta la madre de alcohol a las 4.00 de la mañana, me chute su peda en el teléfono CUATRO HORAS y la siguiente semana me hagan un reclamo  por un estúpido malentendido.  Sé que en otras ocasiones habría cedido, PORQUE ASI LO HACIA SIEMPRE pero la realidad es que ya no me nace.  Me canse de estar ciega a lo que era evidente para todos.

Y mi proceso es extraño porque sí me duele, pero ya no siento en mi corazón ningún deseo de rescatar algo.

CONSEJO DEL DÍA DE HOY: NO TENGAS SEXO CON ALGUIEN DE QUIEN NO TE QUIERAS ENAMORAR

5 Oct

A ver… se supone que una “cabrona” debe ser capaz de seleccionar de entre los especímenes de acuerdo a sus necesidades, y jamás dependiendo de ellos. Cabe la posibilidad incluso de encontrar uno que sea adecuado para “coger, follar, tener sexo, quitarse el frío”… aunque no se quiera algo serio de ambas partes, pero… qué pasa cuando entre “cogida y cogida” uno empieza a “encariñarse”.

Pues bien, hace poco veía un programa dónde entrevistaban a Helen Fisher, una antropóloga que estudia aspectos de la atracción sexual  y ella decía que cuando tenemos sexo, cogemos, hacemos el amor, follamos…etc…se produce en nuestro cuerpo algo llamado “oxitocina” la cual de alguna manera es responsable de que “nos enamoremos” (entre otras importantes funciones, como las contracciones en el parto y la producción de leche en las glándulas mamarias).

A eso se le suma la dopamina cuyo efecto es similar al de la cocaína en nuestro organismo y que se produce en dicho acto.

Por ello tal vez una buena recomendación es: no meterse en la cama de quien no te quieras enamorar, pues podrías dejar olvidado entre las sabanas “el corazón en vez de las bragas”.

Con esto sentí que se aclaraba aquella parte de la historia en la que al día siguiente uno esperaba una llamada o un mensaje.  Pero entonces qué se hace:

Disfrutar”nos” como lo leía en el post anterior de Carrie, superarnos, darnos nuestros gustitos, conocer, salir con amigas, regalarnos todo lo que se nos antoje, y el día que llegue alguien que de verdad valga la pena, lo sabremos.

Y en cuanto al sexo… ¿cuál es la prisa? La mayoría duramos más de 15 años sin hacerlo y no morimos por ello, y si bien es una necesidad…podemos hacerlo con nosotros mismos jajaja… qué más da esperar un poco si ya hemos esperado tanto, mientras podemos enfocarnos en hacer otras actividades sin gastar tanta energía con personas que a veces ni valen la pena.

Y si hay alguna valiente que diga: ¡Yo sí lo controlo! Pues que lo haga, total si lo hace con responsabilidad…no pasa nada


Cuando se les apaga la velita

4 Oct

Hace una semana escribí acerca de una de las pocas cualidades de los hombres, que es saber exactamente qué es lo que quieren y luchar hasta obtenerlo (refiriéndonos a su relación con las mujeres), pero otro de los dones que les ha dado el Señor, es la espectacular intuición de saber el momento exacto en que la velita se les está apagando.


Cuando actúan como verdaderos cavernicolitas y sacan a relucir sus mejores actos de patanería, nosotras nos ofendemos, nos sentimos heridas y juramos nunca más volver a verlos. Ellos saben que hicieron mal, saben lo que nosotras estamos pensando, saben que la estamos pasando mal, pero dejan que las cosas se enfríen y justo en el momento en el que nosotras estamos superándolo, hemos conocido a alguien más y estamos saliendo con esa persona o simplemente lo hemos desterrado DEFINITIVAMENTE de nuestras vidas, aparece de nuevo el sujeto en cuestión.

¿Por qué vuelven a aparecer en el momento en el que lo estábamos superando? ¿Por qué regresan con mayor intensidad que antes y nos dicen las palabras más hermosas del universo? ¿Por qué juran que han cambiado y se han dado cuenta de que eres la mujer con la que quieren estar el resto de su vida?

R= Porque sienten que se les está apagando la velita y por ningún motivo lo permitirán. En lugar de eso, la van a prender, para que les dure otro ratito más en stand-by, por si acaso se les llegara a ir la luz en su casa.

Y esto me parece realmente injusto, porque cuando ellos llaman para re-encender la velita, nosotras pensamos que en verdad nos ama y por eso nos volvió a buscar. Nosotras realmente creemos que están arrepentidos y volvemos a confiar. El problema no es ése. El problema es cuando el chico nos vuelve a desilusionar después de haberlo perdonado y vuelve a adquirir el mismo comportamiento ambivalente hacia nosotras. El problema es que estamos cayendo en un círculo vicioso realmente perjudicial para nuestra salud emocional y créanme que esta situación puede durar AÑOS!

¿Qué hacer?

Romper el círculo ¡POR COMPLETO!

Si ya van dos veces o más que el tipo hace lo mismo, lo más recomendable es cambiarle la jugada. No contestar llamadas, ni mensajes, no acceder a verlo de nuevo y cortar todo tipo de comunicación y contacto con él. Confirmarle que en efecto, su velita está COMPLETAMENTE APAGADA.

Posiblemente él hará hasta lo imposible por volverla a encender, se sorprenderán del “nuevo” hombre que se presenta ante sus ojos, pero créanme que son patadas de ahogado. Si lo perdonan y vuelven a CREER en él, abrirán de nuevo el círculo y si no, terminarán de una vez por todas con ese martirio.

Ustedes sabrán cuánto tiempo quieren estar en ese “sube y baja”. Yo duré 4 años y créanme que no la pasé nada bien, hasta que tomé la decisión. ¿Cuánto tiempo quieren durar ustedes? La decisión está en sus manos.

Que tengan una bonita semana y espero que con este post decidan apagar ustedes mismas esa velita, quien sabe, quizá cuando terminen ese ciclo, conozcan a un hombre que en realidad valga la pena y si no aparece, disfruten la tranquilidad de estar SOLTERAS y sin compromiso!

¡Un abrazo para todas!


Entradas relacionadas:

¿Y si ya no me vuelve a buscar?

Por fin, paz emocional.

¿Cómo superar una ruptura amorosa?

A %d blogueros les gusta esto: