Los juguetes sexuales

24 Ene

A propósito del Día de Reyes unas amigas y yo nos encontrábamos hablando de que sería bueno organizar un intercambio de juguetitos sexuales entre nosotras. Todas soltamos una risita nerviosa y e intercambiamos tímidamente algunas opiniones, información (la prima de una amiga, me contó que hay un juguetito que…) y decidimos ir a la Plaza del Sexo que se encuentra ubicada en la calle de 16 de Septiembre #11 en el Centro de la gloriosa Ciudad de México.

La verdad es que el mero día dudamos en ir, pero ya habíamos quedado. Sólo íbamos a ver cómo eran eso de las “Sex Shops” (aunque todas en algún momento ya habíamos ido a alguna, pero no lo aceptamos frente a las otras), queríamos ir a echar un vistazo, no íbamos a comprar nada pero llevábamos dinerito por sí acaso se ofreciera…

Llegamos a nuestro objetivo y como hay muchos puestos ambulantes afuera, no vimos el letrero de la plaza, así que tras mucho dudarlo, decidimos preguntarle a una mujer que fuera pasando, dónde se encontraba la capital del sexo. La chica se rio discretamente y nos indicó dónde estaba el lugar que buscábamos.

Una vez adentro, comenzamos a recorrer la plaza sin entrar a ningún local en particular, no nos daban confianza. De pronto como un oasis en el desierto brilló ante nuestros ojos la tienda Erotika, la fachada es rosa, muy “girly”, la entrada era discreta, no había ventanas, ni forma de que la gente de afuera viera quien estaba dentro de la tienda. Así que entramos.

Fuimos casi casi agarraditas de la mano recorriendo todo el lugar, sorprendiéndonos con cada uno de los objetos que encontrábamos y lanzábamos alguna broma con respecto a él. Había lencería; medias; ligueros; disfraces; dildos vaginales y anales de todas las formas, colores, tamaños y texturas posibles; vibradores; aceites, juegos de mesa; muñecas inflables; condones; adornos para despedida de soltera; etcétera. Nos preguntamos en tono de broma qué haríamos si nos encontráramos en ese lugar y con un dildo en la mano a nuestros jefes, padres, vecinos, etc y una de ellas llegó a decir que se le caería la cara de vergüenza y pensaría en mudarse para no volver a ver al vecino. Seguíamos riéndonos.

En lo personal, no me atrae la idea de usar algún dildo, consolador o cualquier cosa que se tenga que introducir a la vagina, y no es que me espante, simplemente prefiero no hacerlo, ni comprarlo. Así que me dirigí a la sección de medias y encontré algunas muy sexies que estuve tentada a llevar hasta que ví el precio que me pareció demasiado alto, por lo que desistí de mi idea.

Las demás estaban interesadas en llevar algún aceitito, ropa interior o algo no tan denso. Por los precios decidimos ir a otra tienda.

Y así comenzamos a entrar a todas y cada una de las demás tiendas, repitiéndo el mismo procedimiento de las risitas y las bromas. Por supuesto no íbamos a comprar nada. En lo personal, sentía las miradas de los vendedores como si nos estuvieran juzgando por ir a esos lugares que “incitan al pecado”.

Encontré unas medias más baratas en una tienda más pequeña, y por ahí compré un liguero por sugerencia de la vendedora. Les dije a mis amigas que yo ya había comprado algo, ahora tenían que comprarse algo ellas también, como pidiéndoles que se solidarizaran conmigo por lo que acababa de hacer.

Seguimos nuestro recorrido y entramos a una tienda muy sencilla donde atendía un señor como de unos cincuenta años, muy amable y atento nos fue explicando cada uno de los objetos que vendía. Nos tuvo mucha paciencia, entró en nuestro juego de las bromitas, pero siempre con mucho respeto. Nos dijo que tenía un vibrador de cuatro velocidades en 200 pesos, lo sacó de su cajita, le puso unas pilas, lo encendió y se lo puso a mi amiga en su mano. Ella sorprendida de la potencia de las vibraciones, lo puso en mi mano y nos lanzamos una mirada de complicidad.

De pronto saqué fuerzas y me aguanté la pena para plantearle a mi amiga la posibilidad de comprarnos el vibrador: “Si tú lo compras, yo lo compro. No es un dildo, no se introduce si no quieres, es muy bueno para nosotras que somos novatas, cómo ves?”. Ella apenada aceptó. Escogimos el diseño que más nos gustaba y lo pagamos. Como iba a pagar con tarjeta de débito, le pregunté al vendedor cómo saldría en la factura de mi cuenta bancaria esta compra y me dijo que saldría como “Videos Luis” como no denota nada sexual, acepté y firmé gustosa.

Otra de mis amigas no quiso entrarle al trato con nosotras, acerca de comprar el vibrador, ella prefirió una película o_O. Le solicitó al vendedor que le recomendara alguna, que no estuviera tan fuerte, que no fuera gay, que el acto sexual fuera consensuado, que no utilizaran niños, ni animales. Cuando lo tuvo en sus manos, prometió que después de verla, nos la prestaría, como haciéndonos partícipes a nosotras también. Las demás no quisieron comprar nada de nada.

Salimos con nuestras bolsitas negras del lugar, con una risita nerviosa en nuestros labios.

Cuando les conté mi osadía a otras dos amigas, después de reirse y felicitarme por mi compra, me preguntaron si mi vibrador ya tenía nombre. Así que supuse que las mujercitas le ponemos nombre a esos juguetitos y me di a la tarea de buscarle uno. Obviamente tenía que ser nombre de hombre, pero como no quería pensar en ningún conocido cuando lo usara (eso se me haría como una especie de perversión), decidí ponerle un nombre extranjero y dado mi gusto por el francés escogí algunos nombres en ese idioma, pero finalmente me decidí por Jean-Paul.

En eso se me llamó un amigo y se me ocurrió preguntarle un nombre de niño que le gustara (obvio no le dije para qué era) y me dijo muy convencido: Jean-Paul o_O,  o_O y más o_O.

Ese mismo día (ya sola) corrí a la primera tienda a comprar las respectivas pilas AA y más tardecito conocí la potencia de mi Jean-Paul. Nunca hubo un comentario más entre nosotras acerca del tema. No les he dicho que ya lo usé, ni sé si la otra ya hizo lo propio, ni sé si la otra ya vio su película y tampoco me atrevo a preguntarles… y eso que somos amigas!

¿Por qué nos cuesta tanto trabajo a las mujeres gozar nuestra sexualidad y compartirlo con el mundo? Quise enfatizar en todas las actitudes, dudas y titubeos que tuvimos al hacer nuestras compras, para ilustrar que a las mujeres (incluso entre amigas: adultas, profesionistas, open-mind, “modernas”) nos sigue costando mucho trabajo aceptar que somos seres sexuales y que si no tenemos una pareja, de vez en cuando nos gusta disfrutar a solas y que hay “juguetes” que nos ayudan o nos facilitan el placer. De verdad es una excelente opción y no tendríamos por qué sentirnos mal o acaso ¿es preferible acostarnos con el primer “caballero” que nos lo ofrezca?

Los juguetes sexuales nos ofrecen una alternativa muy efectiva y además no hay riesgo de contraer enfermedades, infecciones o embarazos no deseados. Tampoco existirá el drama post-sexo casual, en el que no recibimos una llamada, mensaje, correo, tweet, mensaje privado o público por Facebook del individuo con el que nos acostamos.

Claro que nunca se podrá sustituir el acto en sí con un juguetito como éste, pero lo podemos ver como una OPCIÓN, mientras llega el indicado. Tampoco es recomendable usarlo con exceso porque una se puede acostumbrar al buen funcionamiento y luego los hombrecitos como que no dan una, jajajaja.

Por supuesto que este post no lo promocionaré ni por Facebook, ni por Twitter, les digo que es dificil… pero creo que ya es un logro que me haya atrevido a escribirlo aquí y sobre todo a comprarlo y usarlo, jejeje. Y eso que me jacto de ser una mujer sin prejuicios…

Que tengan una bonita semana, tanto escribir de mi Jean-Paul me hizo extrañarlo, con su permiso…

P.D: ¡Feliz cumpleaños, Frivolita! 😀

Anuncios

12 comentarios to “Los juguetes sexuales”

  1. Quejumbrosa 24 enero 2011 a 11:12 AM #

    Tienes razón en eso de que nos da “pena” comprar o preguntar pero creo que es una cuestión de que sales de los estereotipos, donde en nuestra sociedad la mujer que utiliza estas cosas en una pervertida o algo por el estilo y no, creo que hay que evitar atribuirnos estas cosas, el sexo y la sexualidad es algo bien natural…

    Tema dificil de tratar creo también… yo tengo ganas de ir a una sex shop pero ver bien y preguntar para que sirve cada cosa pero todo a su tiempo jajaja..

    • Psic, Jáuregui 26 enero 2011 a 12:07 AM #

      Creo que ir a la plaza del sexo, es buena oportunidad para tu primera vez, no serías la unica, nadie te juzgara, ni te hara caras, puesto que para ese contexto es muy natural!!!
      te invito a que vayas… no pasa nada!!!

  2. Bicha 24 enero 2011 a 9:56 PM #

    Hola Carrie!!pues t felicito de vdd x escribir acerca de este tema,y es q tienes tanta razon en eso que nos da penita.T cuento que la primera vez q fui a una “tiendita” de esas, me dio tanta pena que no sabia ni a donde mirar,y lo unico decente q encontre fue unos inciensos haha y me quede ahi parada mirando en lo que mi novio,q x ciero tambien tenia un poco de penita terminaba de ver haha…:) ,la proxima vez espero ir con mis amiguis,asi minimo con algo de risas sacamos la pena XD

    SALUDITOS A TODAS

  3. Karla 24 enero 2011 a 11:35 PM #

    Jajaja no mames! Carry tu escrbiendo estO! BRAVOOOOOO-OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!
    Creo que eso de la masturbada es un tema denso en esta sociedad, depende de cada una la actitud que adoptas, si te dejas llevar por lo cerrado del mundo o si te vale un pito decir q amas tu cuerpo y que te gusta conocerlo atraves de un juguete, no hay libertad mas grande que descubrirte…..si una mujer no se masturba me parece que es imposible que le explique a su hombre como le gusta y como llega al orgasmo….no tengas miedo de decirle a tus amigas que te has venido de no mames con tu vibrador, son amigas wey eso es de los 50s wey estamos vivas! Mas que nunca! VIVA LA MASTURBACION!

  4. Psic. F. Jáuregui 25 enero 2011 a 12:41 AM #

    ¿Cómo vas a pedir sexo, si tu no te das sexo?. El uso de juguetes ayuda a darte sexo, es libre… sano… divertido… y sobre todo no hay riesgos.
    Cuidate!

  5. CAPERUZA 25 enero 2011 a 7:42 AM #

    Mi prima que es ocho años menor que yo, me ha dicho que eso de los vibradores es genial, por que tu lo manejas como tu quieres, y tu sola buscas tus puntos, y como dice Psic.F Jáuregi, como vamos a pedir sexo, si no nos conocemos, pero la verdad, si me da mucha pena entrar a una de esas tiendas y comprar algo, no¡ no¡ y no¡ y mi prima que es super aventada, no me puede acompañar ya que no coinciden nuestros dias de descanso, igual y con las amigas nos damos valor¡ jajaja

    chicas quien dice yo¡

  6. Frivolita 25 enero 2011 a 7:32 PM #

    O_ o no habiaaa leído mi felicitaciooon!!! pff que emoción GRACIAS!!! love ya!!!
    y en cuanto al tema .. pff a mi la verdad si me gusta soy de la idea de que prefiero mil veces darme placer yo solita a que en un momento de calentura termine con el primer cabrón que se cruce en mi camino jajajaja
    Prefiero mil veces a mi “Blacky” a “eso”

    De hecho alguna vez pensé escribir sobre dildos… mi mayor temor era… “acostumbrarme” a un tamaño que ps yo elegí (que digo no esta así muy grande, vdd… pero tampoco me iba a comprar uno mini jajaja) y que no se cansa y que ptm no tengo líos de tiempo o que si quiere o no quiere, o que si no me puse la mejor lencería o que si hoy no me depile el área del bikini jajajaja etc etc… pero bueno, les comparto esta canción que queda suuuper ad hoc al tema jajajaja yo la canto a toodo volumen aunque mis vecinos la escuchen!! jajaja

    (8)…
    para dar migajas y hacerme mas daño
    mejor soy feliz
    con mi amigo en el baño(8)

  7. Carrie Bradshaw 26 enero 2011 a 2:59 PM #

    Quejumbrosa: Cuando quieras vamos, ya me gustó comprar estas cosas para adultos, jejeje.

    Bicha: Sí, es muy buena opción ir con amigas, aunque sigue dando pena te das más valor a que si fueras sola! Es típico eso de los inciensos o en este caso era “yo nada más voy a llevar unos aceititos” si ajáaaaaaa.

    Karla: Tanto así como gritar a los cuatro vientos que tuve un orgasmo con mi vibrador, como que no! Pero mientras lo disfrute a solas qué importa que los demás lo sepan o no?

    Psic. Jáuregui: Muchas gracias por su consejo, lo tomaré muy en cuenta.

    Caperuza: Vamoooooos, deberías organizar aquí en Ovulito un tour por la Plaza del Sexo!

    Frivolita: Jajajajaja, ya me imagino por qué se llama “Blacky” jajajajaja. Sí, la verdad no hay que abusar de nuestros amigos de pilas porque luego una se acostumbra a la calidad. Aunque ya con pareja también se pueden combinar este tipo de juguetes, no?

    Saludos a todos y gracias por sus comentarios!

  8. ovulitoblog 27 enero 2011 a 10:45 AM #

    jajajajajajajajaja deeee diiieez!!! Tu post carriee! Si bien es cierto lo que dice karlaa se tiene que dejar la pena y todo atras! Ajaja pero tmpoco le comentaras a todo mundo! xD
    y jajaja yo comentare algo de lo que dice frivolita en mi sig post!
    Por ciertoo mujer estoy indignadisimoo con tigo! Ya no pasas a mis post! Estan muy feos o quee!! 😦
    un abrazo enorme!!!!!
    Sexoso!!

  9. Carrie Bradshaw 7 febrero 2011 a 3:29 AM #

    Claro que paso por tus posts, sexoso. Sólo que no he podido comentar, porque los leo de rápido, he tenido unas semanas que pffff no te imaginas, ahí les estaré contando. Pero ya sabes que eres consentido de todas las ovulitas!!! Saludos.

  10. Sex shops Madrid 2 marzo 2011 a 4:52 PM #

    Hola amigas, es cierto que en los sexshops se pueden encontrar muchas cosas divertidas, si os da verguenza las tiendas fisicas nos podemos ayudar de las tiendas eroticas online, yo os recomiendo este sexshop de madrid. He comprado y responden muy bien. Un abrazo!

  11. sex shop mimundosexy 24 agosto 2011 a 7:16 AM #

    Me costo mucho tener mi primer juguete sexual… siempre tenia ganas de tener uno en mis fantasias y no me animaba… menos mal que mi novio me regalo el primero!!! ahora tengo una coleccion de articulos y los utilizamos cada vez que queremos… nos cambio y mejoro muchisimo el sexo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: