Diferencias cerebrales entre hombres y mujeres

2 May

Ovulitas:

La verdad es que sigo atrapada en mi mundo y el silencio en mi cabeza es impresionante, la calma en mí sigue predominando, sigo en stand-by… Creo que más bien me estoy autocensurando, ya que no es buena idea que escriba aquí lo que me ha pasado últimamente, precisamente por eso no quería que la gente cercana a mí supiera de Ovulito Blog, pfffff! Ya encontraré la forma de disfrazarlo más adelante para contárselos a ustedes, mis queridas ovulitas.

En fin, como no quise dejar otra semana sin aparecerme por acá, me di a la tarea de buscar algo interesante y sobre todo que explicara científicamente que hombres y mujeres, efectivamente, no somos iguales. Ya no nos quebremos más la cabeza, ahora sabremos por qué pensamos y actuamos diferente que ellos…

Fuente: elintransigente.com

El cerebro femenino

Comunicación, empatía, sensibilidad, gustos, aptitudes, sexo… son muchas las diferencias que nos separan y acercan al sexo masculino y se hallan en nuestra materia gris: el cerebro.

Los cerebros femeninos y masculinos son sistemas compatibles y afines, pero realizan y cumplen los mismos objetivos utilizando circuitos distintos. 

A menudo los hombres nos desesperan. No nos entienden, ni nosotras comprendemos qué les pasa por la cabeza. Tranquilas, muchos de nuestros comportamientos y sentimientos vienen determinados por nuestra biología y estructura cerebral.

Hombres y mujeres tienen procesos neuronales y hormonales distintos que se transforman en esta guerra de sexos.

Biológicamente hablando, el cerebro femenino es hemisféricamente más equilibrado, mientras que los hombres tienen más desarrollado el hemisferio derecho. ¿Y esto qué significa? El resultado es que el hombre puntúa más alto en capacidad espacial, en memorización y detección de formas, en geometría, en el aprendizaje de laberintos, en la lectura de mapas, en apuntar y seguir objetos, en lanzamiento a una diana, en conocimientos geográficos, en agresividad, en composición musical, en ajedrez, en resolución de problemas matemáticos…

Y la mujer en fluidez verbal, en tareas motoras finas, en la localización de objetos entre una serie de ellos, en cálculo, en sensibilidad, en la percepción de niveles bajos de estimulación de gusto, olfato, audición y tacto, en reconocimiento de caras familiares, en la expresión facial o el tono de voz… Y, sobretodo, en descifrar emociones ajenas, es decir, en la capacidad de empatizar.

Así, mientras el cerebro femenino empatiza, el masculino analiza, explora y sistematiza. ¿Os suena?

Seguramente esta diferencia es la que mayores problemas supone a las parejas. Así que cuando no os sintáis escuchadas o comprendidas recordad: en las áreas del cerebro reservadas para el lenguaje y el oído, las mujeres tienen un 11% más de neuronas que los hombres.

El eje principal de la formación de emociones y la memoria -el hipocampo- es también mayor en nosotras, igual que los circuitos cerebrales para el lenguaje y la observación de las emociones ajenas. Los hombres, en cambio, tienen dos veces y media más de espacio cerebral dedicado al impulso sexual, igual que centros cerebrales más desarrollados para la acción y la agresividad. ¿A que si?

Sin embargo, más del 90% del código genético de los hombres y las mujeres es exactamente el mismo. Entre treinta mil genes que hay en el genoma humano, la variación de menos del 1% entre los sexos resulta pequeña.

Pero esta diferencia influye en cualquier célula de nuestro cuerpo, desde los nervios que registran el sufrimiento y el placer, hasta las neuronas que transmiten las percepciones, pensamientos, sentimientos y emociones. De hecho, los cerebros femeninos y masculinos son sistemas compatibles y afines, pero realizan y cumplen los mismos objetivos utilizando circuitos distintos.

Malditas hormonas
Además, y para complicarlo aún más, el cerebro femenino está profundamente afectado por las hormonas.

Su presencia se siente en cualquier etapa de la vida con unas características propias muy marcadas (infancia, adolescencia, maternidad y menopausia).

A causa de estas fluctuaciones, la realidad neurológica de una mujer no es tan constante como la de un hombre. Sino que es cambiante y difícil de predecir.

También me encontré con este videíto cotorrón, donde se nos explica con humor las diferencias entre los cerebros de hombres y mujeres.

¡Bonita semana para todas!

Anuncios

Una respuesta to “Diferencias cerebrales entre hombres y mujeres”

  1. manuelcab19 2 mayo 2011 a 2:18 AM #

    Parece interesante y todo tiene su explicación,creo que el problema esta en la comunicación, entre ambas partes,ya que nos sentimos más seguros cada uno con gente del mismo sexo.
    Si somos compatibles, ¿porque no campatibilizamos tanto?.
    Tema debate para la próxima década.:)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: