Celos profesionales

4 Jul

Buen lunes, Ovulitas, ¿qué tal les fue con las lluvias del terror? (pregunta dirigida para las que viven en la Ciudad de México y área metropolitana). Después de tanto susto de inundaciones, desbordamiento de ríos, tráfico infernal, etc, hemos comprobado que después de la tormenta viene la calma y aunque queda el remanente de lo que sucedió, en algún momento tiene que terminar y esa es la moraleja que sacamos de todo esto.

Pero ése no es el tema que les tengo preparado el día de hoy. Últimamente, ando duro y a la cabeza contra los hombres, pero ¿qué quieren? ellos solitos me dan tela de donde cortar.

Mis queridas Ovulitas, ustedes saben que el rol de nosotras, las mujeres, ha ido cambiando radicalemente en las últimas décadas, mientras el papel de nuestras bisabuelas se limitaba a ser madres, esposas y amas de casa, ahora nosotras hemos ido ganando terreno en otros ámbitos y aparte de nuestras funciones biológicas, ahora también tenemos un empleo y en el caso más deseable tenemos una profesión: cada vez habemos más mujeres doctoras, abogadas, arquitectas, economistas, dentistas, ginecólogas, ingenieras, contadoras, administradoras, publicistas, diseñadoras, internacionalistas, etc, etc, etc.

Hemos ido obteniendo empleos que antes eran exclusivos de los hombres, en gran medida por la situación económica que atraviesan la mayoría de los países y además porque la mujer ha exigido un trato igualitario entre ambos sexos. Lo cual me parece más que perfecto y créanme que soy fiel partidaria de esta visión, me vale que ya no nos abran la puerta del carro, yo la puedo abrir sola, es más YO puedo comprarme mi propio carro.

Y aquí llego involuntariamente al punto que quiero tocar. Con la inserción de la mujer al mercado laboral se ha desatado una batalla inconsciente entre hombres y mujeres para ver quién obtiene el mejor empleo, el ascenso, la mención honorífica, el título, mejor salario, etcétera.

Y, digo inconsciente, porque no nos la pasamos pensando en ser mejores profesionistas que fulanito o sutanito, o por lo menos no debería ser así, si hacemos algo hay que hacerlo por nosotras mismas, nunca por competencia, sin embargo, mis queridas Ovulitas, me he dado cuenta que los hombres están “envidiositos” de nuestros éxitos profesionales. Como siempre aclaro que no son todos los hombres, pero creo que la mayoría trae en su informaión genética que deben ser los proveedores, los fuertes, los que protegen y los que tienen el control.

No están para saberlo, ni yo para contarlo, pero para fines totalmente demostrativos, les cuento que hace unas semanas fui aceptada en la Maestría en Derecho de la gloriosa Universidad Nacional Autónoma de México e inmediatamente lo publiqué en Facebook, recibí aproximadamente 20 comentarios de felicitación y 33 “Me gusta” , de los cuales la mayoría todas fueron mujeres y sólo se hicieron presentes 8 hombres: mi hermano, dos primos, tres amigos gays y dos amigos heterosexuales. Debo decir que ninguno de los hombres que tienen interés en mi (aunque sea de empujarme las tripas) hicieron acto de presencia. Uno de ellos hasta me eliminó de su lista de amigos (yo sigo sin poder dormir desde ese día, jajajaja). Juzguen ustedes.

Recuerdo otra ocasión hace unos meses, justo dos días después de haber realizado mi examen profesional de nivel licenciatura, me fui a tomar un café con un ex-novio, que se convirtió en un buen amigo. Yo todavía traía la euforia del examen, porque me fue increíblemente bien, llegué, le di un CD con mi tesis completa, él comenzó a platicarme sus 10,000 broncas que traía en ese momento, habló de su trabajo, de sus problemas financieros, de su hijo, de sus anhelos y en cuanto tuve la oportunidad de hablar le conté sobre mi examen y lo bien que me había ido, quería compartirlo con él. Él sólamente me dijo “Felicidades, Carrie” y siguió hablando de lo suyo. ¬¬

Creo que los celos son perfectamente normales entre los seres humanos, a veces queremos tener lo que el otro tiene y nos ha pasado a todos, los ejemplos que les dí son entre “amigos míos”, pero esta situación también se puede presentar en la pareja, y aquí es donde se pone peor la cosa, porque literalmente puede darse el caso hasta de rupturas por celos profesionales. Cuando en una relación amorosa, no se comparten y se festejan (de corazón) los éxitos del otro hay un fuerte problema que deberá traducirse en un foco rojo para nosotras. A mi parecer esto no es amor, es competencia.

Desgraciadamente, para las mujeres exitosas y aquellas que estamos en ascenso, éste es uno más de la lista de conflictos con los que nos encontraremos a lo largo de nuestra vida: la competencia con los hombres.

Alguna vez llegué a pensar que sería mejor presentarme ante los hombres como “soy secretaria, amo cocinar y bordar”, pero después me di cuenta que no debemos negar lo que somos y a lo que aspiramos. Como alguna vez me lo dijo un amigo: “Si te relacionas con hombres que no tienen estudios, querrán someterte y ser siempre más que tú, no podrán soportar tu éxito”, así que la clave (por despectiva que suene) es relacionarnos con personas de nuestro mismo nivel profesional y no sólo eso, también el mismo nivel intelectual, aspiracional, con objetivos similares y sobre todo con una mentalidad amplia para que puedan soportar nuestro éxito, sin sentirse amenazados, ofendidos, achicados o menos hombres.

Ahora resulta que también les tenemos que dar gusto en eso, ¿no?, jajajajaja, si quieren ser más que nosotras, que se esfuercen el triple y, Ovulitas, mientras más vayamos creciendo, vamos a ir encontrando hombres PERFECTAMENTE REALIZADOS PROFESIONALMENTE que saben que, tanto ellos, como nosotras, tenemos las mismas capacidades intelectuales para alcanzar el éxito. No perdamos el tiempo con machitos del siglo XX que se ponen “nerviosos” cada vez que damos un paso más en nuestra vida profesional (porque seguramente habrá muchos más).

Las quiero mucho y siempre para adelante, pésele a quien le pese.

Bonita semana.

Anuncios

6 comentarios to “Celos profesionales”

  1. Quejumbrosa 4 julio 2011 a 9:46 AM #

    Yo siempre he creído que para tener una relación existosa tiene que ser con alguien que admires y que te admire… con mi ex, yo no sé si pasó eso o no, pero si llegué a pensar que le pesaba que yo ya tuviera licenciatura y el apenas empezara con ella, que mi trabajo fuera más rimbombante que el de él… pero eso de relacionarnos con personas a nuestro nivel tienes razón, un chico que ultimadamente me está haciendo ojitos está en Maestría y admira por así decirlo “mi mundo” y mis ganas de desarrollarme profesionalmente….

    Y eso de los celos son puras inseguridades de ellos, que no saben como expresar…

  2. princesita 4 julio 2011 a 5:02 PM #

    creo que tienes toda la razón muchos hombres cren que como ellos no pueden con algo o se les dificulta deben truncar nuestros caminos con escusas tontas , para alejarnos de nuestras metas …

  3. Bere 4 julio 2011 a 7:18 PM #

    A mi me pasó mucho, me cortaron dos veces por tener un nivel de estudios superior, pero ya pasó. Afortunadamente si hay hombres que te apoyan, y yo estoy muy feliz con el mío. Me encantó tu post… esa es la Carrie que me gusta leer y escuchar. Te amo amiga… y ya te extrañooooo.

  4. Karla 4 julio 2011 a 9:42 PM #

    Yo solo puedo decir: toing! Volvemos a lo mismo gente gris, pendeja, envidiosa, celosa…..adioooooos! No sirve byeeee.

    Te adoro mi powergirl como siempre te reitero mi admiracion. Si les lastima tu luz, que usen sus lentes de a diez varos de afuera del metro balderas!

  5. Sandy 5 julio 2011 a 7:57 AM #

    Arriba el powwerrrr girl!!
    Chicas, sigamos así! Laaaargo de aquí a tooodo hombre inseguro, afortunadamente no necesitamos de ese tipo de hombres…Hay unos muy buenos e inteligentes que no se andarán con ennvidias, al contrario, siempre recibiremos su apoyo! Saludos desde Regiolandia!

  6. chikis 6 julio 2011 a 11:29 AM #

    Tengo una amiga que es medico, tiene un super trabajo y su esposo es de escasos recursos economicos y solo pudo terminar hasta la secundaria, con mucho esfuerzo. Pero cuando se hicieron novios, el vio que tenia que estar a la altura de ella y se puso a estudiar la prepa, ahora cursa la carrera de psicologia, todo esto siendo esposo y papá, trabaja y estudia. Es hermoso ver como el amor inspira e impulsa a superarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: