¿Que es el amor? Parte: III

6 Ago

corazon1

En conclusión hay muchas manifestaciones de amor todas ellas personales, pero cuando se va adquiriendo LA CONSCIENCIA IMPERSONAL se podría decir que existen solo tres tipos de amor, los cuales se transformaran en un único amor impersonal, que es la fuente misma del amor divino en manifestación.

Estos tres tipos de amor, yo los denomino amor uno, amor dos y amor tres:

 El primer amor está orientado a un objeto; se centra en un objeto del amor. Ves a una mujer u hombre maravillosa (o), realmente encantadora (or), con un cuerpo proporcionado, con carácter y personalidad. Estás emocionado (a). Crees que te estás enamorando. El amor ha surgido en ti porque esa persona es maravillosa (o), porque es guapa (o)…

Este es el amor común, es lo que se conoce como eros impersonal. Es deseo (controlado). ¿Cómo poseer ese bello objeto? ¿Cómo explotar ese maravilloso objeto? ¿Cómo hacer que sea tuyo? Pero recuerda, si la mujer u hombre es maravillosa (o), no sólo lo será para ti, será maravillosa (o) para muchas personas. Así que habrá muchas personas que se enamoren de ella o de él. Habrá celos, competitividad, y todo tipo de cosas horribles que afectarán a tu amor, a lo que tú llamas “amor”… (Pero mostrando control).

Si te estás enamorando de una mujer guapa o de un hombre guapo, tendrás problemas. Habrá celos, habrá asesinatos, cualquier cosa. Tendrás problemas. Desde el principio intentarás poseer a esa persona para que no haya ninguna posibilidad de que algo salga mal o se descontrole. Empezarás a destruir al hombre o a la mujer. Dejarás de darle libertad. Acorralarás a esa persona e intentarás cerrar las puertas… (Manteniendo siempre controlada tú personalidad y manifestando tu impersonalidad).

Este es el primer tipo de amor, amor uno. Cuidado con él. No vale mucho por sí solo. No es muy importante. Y si no eres consciente de ello quedarás atrapado en el amor uno.

 

El amor dos: el objeto no es importante, lo importante es tu subjetividad. (Phileo impersonal). Eres una persona amorosa así que brindas tu amor a alguien. Pero el amor es tu cualidad, no está orientado a un objeto. El sujeto está rebosante de amor, el propio ser es amoroso. Incluso aunque estés solo eres amoroso. El amor es una especie de sabor de tu ser.

Cuando te enamoras con el segundo tipo de amor, habrá más alegría que con el primero. Y sabrás -porque este tipo de amor lo sabrá- cómo hacer que la otra persona siga siendo libre. El amor significa dar al amado todo lo que es bello. La libertad es el objetivo más bello de la conciencia humana, el más preciado. ¿Cómo puedes arrebatárselo a alguien?. Si realmente amas a un hombre o a una mujer, el primer regalo, el primer don, será el don de la libertad…

El segundo tipo de amor no irá en contra de la libertad, no será posesivo. Y no te preocupará mucho porque otra persona también aprecie a tu mujer o a tu hombre… No te sentirás celoso…

La o lo amas por como es y quieres todo el bien de ella o de él, es un tipo de amor que si se fundamenta firmemente en la confianza, pude llegar a crecer cada día más, y ser tan eterno y profundo más allá de la distancia, este es el único tipo de amor que puede subsistir solo que vive bajo la forma de la amistad.

Este segundo tipo de amor será más una amistad que lujuria, y será más enriquecedor para tu alma… (Igualmente esto se logra viviendo en la impersonalidad).

El primer amor es bueno, porque siempre es mejor vivir una vida con algo de amor que no amar. Sin embargo, el segundo amor es mucho mejor que el primero y provocará menos ansiedad, menos angustia, menos torbellino, conflicto, agresión, violencia…

 

Hay un tercer amor, en el que el sujeto y el objeto desaparecen. (Es el amor incondicional o Agape impersonal)

En el primer tipo de amor el objeto es importante; en el segundo el sujeto es importante; en el tercero hay trascendencia. Ya no eres ni sujeto ni objeto, ya no divides la realidad de ninguna manera: sujeto, objeto, conocedor, conocido, amante, amado. Todas las divisiones desaparecen, donde lo que importa es el bienestar de esa persona, este amor todo lo soporta, todo lo espera, y todo lo sufre, no necesita de nada, se alimente solo de la felicidad de la otra persona. Simplemente amas impersonalmente…

Uno es simplemente amor. No es que uno ame, no se trata de una acción; es la verdadera cualidad de uno. No es que por la mañana ames y por la tarde no ames; tú eres amor, es tu condición. Pasa del primero al segundo, pero sé consciente de que el objetivo es el tercero.

 

   Estos tres tipos de amor son parte de uno solo, para que una relación exista deben existir los tres juntos de manera armónica es algo muy difícil, los humanos somos muy sentimentales y dados a los impulsos y ello crea amores que a pesar de que en historias de televisión parezcan hermosos, son muy dañinos en la realidad, cuando existe el eros y philia se están fundamentando las bases de una relación porque el amor amistoso hace que la llama del eros se mantenga y se encienda a voluntad como cuando tienes una llama en la cocina y le bajas la fuerza o le subes al gas, pero sin el ágape morirá algún día porque en una relación es necesario la preocupación y esa conexión donde tú conoces tanto a esa persona que puedes ponerte fácilmente en su lugar fuera de tus propios prejuicios, la philia es la base de toda relación duradera porque la amistad hace la conexión interna en la personalidad de la personas, pero cuando este se combina solamente con el ágape hace los amores platónicos y eternos, que se escuchan en dolidas poesías, bueno es muy difícil que el eros y el ágape estén juntos sin philia, porque ambos se parecen en los desbordantes sentimientos que los representan pero en si son opuestos, viéndolos personalmente en forma lineal  y son el final y  continuidad del otro viéndolos impersonalmente en forma circular. 

   La relación verdadera se fundamenta entre estos tres tipos de amor, juntos de manera armonía, donde existe aquella amistad que lo profundiza todo, que lo conoce todo pero que cada día se hace más fuerte, también esta aquella pasión que lo enciende todo en cada momento y que hace que se pierda el conocimiento entre una desbordante pasión, y cuando están estos dos lo último será equilibrar el ágape porque no hay nada más difícil que pensar a través de la otra persona sabiendo “él le gustara o no gustara esto” fuera de ese pequeño y siempre existente “pero a mí me gusta y no me gusta esto”.

FIN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: