Tag Archives: mentiras

Miénteme Pinocho!

21 Dic

Jajajajajaja, que risa me dio el título que le puse a esta entrada, jajajajaja. Bueno, ya, perdón ando de simplona, entremos en materia: Las mentiras.

Indudablemente todos sabemos que las mentiras no son buenas, que hay que evitarlas, que es horrible cuando te mienten, te sientes engañado, decepcionado, frustrado, impotente…

 

Desde que era chiquita, recibí la educación de siempre decir la verdad, por muy dificil o dolorosa sea, sin embargo crecí en una mentira, así de facil. Y cuando la verdad salió a la luz dolió y dolió mucho! Tanto que las consecuencias las sigo pagando (yo, como hija).  Por lo tanto he aprendido que una mentira a grandes escalas, puede involucrar muchos sentimientos, consecuencias, traumas, resentimientos, rupturas familiares, vidas enteras.

Ahora, que estoy más grandecita y que ya alcanzo el timbre jajajaja, me doy cuenta de que las mentiras en ocasiones son necesarias, lo acabo de descubrir, pero hay de mentiras a mentiras… Yo creo que se valen las mentiritas que no te hacen daño, ni tampoco lo hacen a terceros.

Están las mentiritas piadosas, que sirven para matizar algún aspecto de la realidad, ya que no quieres dañar a tu intelocutor, por ejemplo: Eres el primer hombre en mi vida; me encantan tus besos; también te amo; voy a tomar café con mis amigas (cuando en realidad vas a ver a otro hombre, suciaaaas); no estás gorda; tu novio no es feo, sólo es incómodo de ver, jajajaja (bueno, omitan lo de incómodo de ver).

 

También hay mentiras diplomáticas, que tienen el propósito de hacer sentir bien a la persona en cuestión. Son palabras de cortesía que uno no siente pues, pero te ayudan a interactuar amablemente en sociedad, por ejemplo: qué bien te ves hoy; me encanta tu blusa; te hiciste algo en el cabello? se te ve increíble; me dio mucho gusto verte, espero nos tomemos un café en estos días; muchas felicidades, me da mucho gusto por ti.

Y las mentiras necesarias (sonó a hashtag de twitter: #mentirasnecesarias jeje) que te evitan muchos problemas y que en cambio si dijeras la verdad ardería Troya y repito NO LE HACEN DANO A NADIE, NI A TI MISMO, por ejemplo: Mamá, voy a quedarme en casa de una amiga (cuando en realidad te vas con tu pareja, pero sobra decir que aquí tenemos la responsabilidad de PROTEGERNOS a nosotras mismas, saben a lo que me refiero, condoncito pues); claro que no papá, nunca he tenido relaciones sexuales (pa qué preguntan eso los papás, para empezar); estoy en desacuerdo con el aborto (cuando crees que la mujer tiene derecho a decidir); peso 60 kg; voté por el PRI (y la verdad es que votaste por el Peje); compré mi cartera en Louis Vuitton de Presidente Masaryk, jajaja, cosas así sin importancia que a veces uno no quiere que la gente se entere, porque se escandalizarían y no tendría caso aventarte una discusión de dos horas, tratando de persuadir al otro para que piense igual que tú o para que tú pienses igual que ellos.

En resumen, pienso que hay mentiras que se valen, por muchas razones, por evitar una discusión, por agradar a alguien, por no herir, etc, pero en el momento en que esa mentira te lleva a otra y a otra y a otra, es tiempo de detenerte.

Antes de mentir deberíamos pensar: Esto que voy a decir, qué consecuencias conlleva? Si son buenas o son insignifcantes, se vale. Si son malas, mejor no digas nada o di la verdad, no tenemos derecho de jugar con los sentimientos, ni con la vida de los demás.

 

A %d blogueros les gusta esto: