Tag Archives: sex and the city

¿Cómo superar una ruptura amorosa?

28 Jun

Indudablemente las rupturas amorosas por cualquiera que haya sido la causa, duelen y a veces duelen muchísimo más de lo que nos imaginábamos.

En mi aún corta vida son dos episodios en los que más he sufrido, que he llorado como loca, que me dolieron hasta el último rincón del alma: Cuando mis papás se divorciaron y cuando corté con mi primer y gran amor Aidan Shaw.

Ahora mismo estoy atravesando por una pérdida sentimental, pero no sé si sean los años de experiencia que he acumulado o que he aprendido a controlar mis sentimientos y no desbordarlos como la primera vez, pero ahora ya no duele tanto. He pasado esto tantas veces que puedo enumerar lo que hay que hacer para curar el dolor del alma.

Son tres los elementos clave para superar cualquier ruptura emocional:

1. Mantener la mente ocupada. No hay nada peor que quedarte en tu casa, llorando por la persona que se fue, de verdad que no ayuda en nada. Sólo estás pensando qué hiciste mal, porqué no ha llamado, tendrá a otra persona? qué puedo hacer para recuperarlo? etc, etc, etc.

Si quieres superarlo, tienes que salir, distraérte. Aunque no tengas ganas, haz un esfuerzo por ir a una fiesta, ve a un museo, salte a caminar o a correr, inscríbete en el gimnasio, ve al cine, vete de compras, métete a un curso de idiomas, de cocina, de yoga. Saca a pasear a tu perrito, juega con él y consiéntelo, asiste a las reuniones familiares, celebra en grande tu cumpleaños, ve a tomar café con tus amigas, inscríbete a clases extracurriculares en la universidad o haz horas extras en tu trabajo.

Otros tips: Bolea todos tus zapatos, plancha toda tu ropa, escombra tus cajones, ve a Xochimilco a comprar plantitas, cocina un pastel, habla por teléfono con una amiga que te haga reir, ve a la iglesia, escribe en tu blog, hazte un cambio de look, hazte manicure, pedicure, ponte mascarillas en la cara y en el cabello, depílate, cómprate un chocolate para consentirte (pero sólo uno, eh!), juega con niños y observa lo felices que son, cómprate un libro de autoayuda y léelo, renta una película cómica (nunca una romántica, ni de drama).

Haz lo que se te ocurra, lo que ocupe tu mente aunque sea un ratito, yo sé que el dolor sigue ahí, pero por lo menos en ese momento cede un poco. Todo esto es como una aspirina, cuando te la tomas se te quita el dolor de cabeza, pero cuando se termina el efecto puede que vuelva a aparecer, por eso hay que atacar la causa del dolor con los siguientes dos puntos.

2. Cortar con todos los lazos que aún existen con la persona en cuestión. Una sabe cuando la decisión de terminar con la relación es definitiva, ya sea que tú la hayas tomado o haya sido él. En cualquiera de los casos, cuando lo que se quiere es superar una relación lo que se debe hacer es CORTAR DE TAJO, cortar desde la raíz.

¿Cómo hacerlo? Borrándolo de tu vida por completo, desechándolo de tu vida, deshaciéndote de todo (o todos) lo(s) que te recuerde a él. Este paso es muy dificil, pero no imposible, así que:

Bórralo y bloquéalo del celular, Messenger, Facebook, Hi5, Twitter, Myspace, etc, etc, etc, y lo mismo aplica con SUS amigos, primos, hermanos y demás personas que te puedan llegar a hablar de él. De verdad, no ayuda en nada seguir viendo sus fotos, sus pedas, a sus nuevas “amigas”, sus actualizaciones de estado, ni nada de eso. Borra de tu computadora las fotos que tengas con él, rompe las que tengas impresas, lo mismo con cartitas, mails, poemas, etc, puedes también guardarlas en una cajita y dárselas a una amiga y que te jure que no te las dará hasta después de unos años.

Desházte de sus regalos, ya sean perfumes, suéteres, ositos de peluche, anillos, bolsas, discos, despréndete de todo, que no haya nada a tu alrededor que te pueda recordar a él.

Si te llega a buscar, no le contestes, ni lo veas, evítalo a toda costa. Hazlo por TU salud mental, aunque te duela, créeme que es lo mejor.

3. Tiempo. Al principio todo te va a recordar a él, TODO. Desde una canción, un olor, un sabor, un comentario, una fecha. Es completamente normal. Lo que hay que hacer en ese momento es apretar fuerte los puños de las manos, inhalar aire profundamente y seguir tu camino.

Los primeros días, será lo primero que pienses cuando te despiertas, y lo último al acostarte, durante tooooodo el día lo estarás recordando, incluso lo soñarás todos los días, pero sabes qué? Con el paso del tiempo te vas a dar cuenta que durante cinco minutos no pensaste en él, luego durante una hora, después vas a soñar con él sólo cada tercer día, después cada ocho días, llegará el momento en el que te sorprenderá soñar con él, porque será rara la vez.

Hay algo muy cierto, si la persona o la relación fue muy importante en tu vida, nunca podrás olvidarla, me atrevo a decir que así pasen años, todos los días te vas a acordar de él al menos una vez al día, pero la buena noticia es que YA NO VA A DOLER. Los seres humanos en ocasiones no podemos curarnos el dolor, pero algo maravilloso es que aprendemos a vivir con él. Yo casi todos los días me acuerdo de Aidan, pero a 5 años puedo decirles que lo recuerdo con una sonrisa, ya no salen las lágrimas que salían automáticamente cuando algo me recordaba a él.

El tiempo será tu mejor medicina, el tiempo lo cura todo. Con mucha disposición de tu parte te darás cuenta que cada día duele menos, algunas tardarán más tiempo en superarlo y otras menos, pero los corazones se recuperan tarde o temprano. Créanlo!

Tampoco deberíamos echar en saco roto la idea de recibir ayuda profesional, yo tengo por ahí un asuntito pendiente con un tal Larita… El chiste es agarrarnos de lo que sea, de lo que nos sirva, de lo que nos ayude a superarlo.

Ni modo chicas, nos caímos, dolió el golpe, pero hay que levantarnos con la cabeza en alto y seguir caminando con nuestros zapatos caríiiiisimos, ya que después nos estaremos riendo de todo esto! Para no perder la costumbre les dejo un videíto de mi comadre la verdadera Carrie Bradshaw.

¡Suerte a todas!

¡Reciban un abrazote!

Entradas relacionadas:

¿Y si ya no me vuelve a buscar?

Por fin, paz emocional.

Cuando se les apaga la velita

Amor real, ridículo, inconveniente, apasionado…

21 Jun

Después de mucho pensarlo me atreví, lo experimenté en carne propia, lo disfruté durante un tiempo, pero me di cuenta que no es lo que quiero para mí.

Efectivamente, como muchos pensaban, no soy una chica de frees, ni de relaciones a la ligera. Soy una mujer intensa en toda la extensión de la palabra. Una mujer que quiere amar y ser amada, que daría todo por la persona que dé todo por ella. Quiero hacer locuras y sentir que habrá unos brazos que me protegerán en todo momento.

Alguien que esté pensando en mi y que esté esperando la hora de verme. Que quiera compartir su vida conmigo, sus ideales, sus miedos, sus metas. Que cuando llegue el fin de semana quiera estar conmigo, que me integre a su vida, así como yo lo integraría a la mía, que sus amigos sean mis amigos y los míos sean de él también.

Que pueda estar con él en todos los lugares hermosos de esta ciudad y no sólo en su cama. Que pueda contarle todo lo que hay en mi cabeza, que podamos pasar horas y horas hablando, conspirando, riendo. No sólo 15 minutos después “de”, entre semana a altas horas de la noche.

Que no me reprima y que escuche todo lo que tengo que decir, que no me de miedo decirlo. Que no se sienta superior, ni inferior a mi, que no se asuste de lo que puedo llegar a sentir o de lo que él puede llegar a sentir. Que me acepte tal como soy y que permita ser aceptado por mí.

Y todo esto no lo estoy escribiendo por una sóla persona, esto no tiene un nombre, ni un apellido. Nadie me ha lastimado, yo lo quise experimentar y ahora me hago responsable.

Aprendí tantas cosas en los últimos meses. Crecí increíblemente como persona y como mujer. Disfruté taaaanto!

Pero sigo prefiriendo una flor, un beso tierno, palabras bonitas, detalles, una canción romántica, mariposas en el estómago, ilusión. Sigo prefiriendo el amor.

Tal vez ese amor nunca llegue, pero lo que sí me queda claro es que no quiero vivir, amar, ni estar con alguien a medias. Quiero el combo completo. Me lo merezco, porque soy una gran mujer y quiero a un gran hombre a mi lado.

En el siguiente video Carrie Brashaw le reclama algunas cosas a Alexandr Petrovsky, como que desde que llegaron a París, él la ha dejado sola, no ha hecho más que trabajar. Alexandr le dice que pensó que había quedado claro quién era él, Carrie le contesta que tal vez es momento de dejar claro quién es ELLA. (Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia).

“I am someone who is looking for love. Real love. Ridiculous, inconvenient, consuming, can’t-live-without-each-other love”.

“Soy una persona que está buscando amor. Amor real. Ridículo, inconveniente, apasionado, un amor en el que no se pueda vivir el uno sin el otro”.

Sex and the City 2 :D

3 Jun

Porque en Ovulito Blog habemos algunas fanáticas de Sex and the City, no quisimos pasar desapercibido este día. Sí señoras y señores, hoy se estrena Sex and the City 2 😀, y yo espero aguantarme hasta la semana que entra para verla con Novatita.

Si bien vuelven a destruir el espíritu de la serie (como en la primera película, que no se me olvida la falta de dignidad de Carrie), no me perdería por nada el placer de ver a Mr. Big en la pantalla grande. (Así hasta a mi se me olvidaba la ..inche dignidad).

Sin más, le dejo el trailer oficial de Sex and the City 2, sí ya sé que ha recibido muy malas críticas, pero como quiera me emociona, a ver si se les antoja ir a verla, siempre habrá cosas rescatables de estas cuatro mujeres.

Luego comentamos aquí todos los pormenores, ok?


¡Buen finde!

De almas gemelas y funciones de los hombres

30 May

Desde el primer post que escribí en este espacio plasmé una frase que varias festejaron: “No necesito un hombre para ser feliz…necesito muchos”.  Y no estaba exagerando.

De los capítulos más memorables de Sex and the City está uno en el que era cumpleaños de mi comadre Carrie Bradshaw. El plan era festejarlo en un restaurante con todos sus amigos, pero las cosas se complicaron y terminaron solamente Miranda, Samantha, Charlotte y Carrie en una cafetería muy sencilla festejando a esta última.

Carrie bastante deprimida les dice a sus amigas que no puede creer que a su edad no tenga una pareja con quien compartir un momento tan especial, como su cumpleaños. Está llorando y todas intentan darle ánimos. Charlotte dice que no se burlen, pero que tal vez ellas no tengan sólo un alma gemela, sino que tienen tres. Que los hombres sólo están para pasar un buen rato, pero las almas gemelas que tanto buscan son ellas mismas, sus amigas. Todas le dan la razón.

Este capítulo además de hacerme llorar, me hizo pensar acerca de la función que tienen (o deberían tener) los hombres en nuestras vidas, sobre todo para las mujeres solteras.

A ver chicas, díganme si hay alguien que no haya idealizado a su príncipe azul? Además de las características físicas que deseamos, quisiéramos poder compartir momentos, ideas y experiencias con él. Quisiéramos que fuera amigo, amante, cómplice, confidente, protector, caballeroso, detallista, con una conversación interesante. Quisiéramos ir con él a tomar café, una copa, ir al cine, a compromisos sociales, de compras, etc. Queremos tener contacto con él por teléfono, Messenger, Facebook, Twitter, etc. Queremos todo el combo en uno.

A quienes hayan encontrado su alma gemela, permítanme felicitarlas, tienen todo lo que siempre quisieron en una sola persona, pero y las que no la hemos encontrado?

Tengo una teoría: Si la vida se empeña en no cruzarnos por el camino de un hombre maravilloso que tenga todas estas funciones, por qué no repartirlas entre todos los hombres que nos rodean? Recuerden, “no necesito un hombre, necesito muchos”.

Les voy a explicar con mi experiencia. A cada uno de los hombres que está cerca de mi les asigno una función. Así, tenemos a:

Mr. Big. Con él hablo por teléfono, chateo, me acompaña a algunos eventos sociales y tiene un cuerpo bien formadito, jejeje. Perfecto para tomar con él unos tragos coquetos o pasar un fin de semana fuera de la ciudad.

Mi crush. Paso casi todo el día con él y todos los días. Es mi confidente, consejero y amigo. Es  caballeroso, atento y me acompaña a otros eventos sociales. Con él hay coqueteo constante. Su ex está celosa de mí, así que también satisfago esa necesidad de sentir el triunfo sobre otra mujer.

Crush (casado). También paso la mayor parte del día con él. Hay coqueteo constante, insinuaciones, adrenalina, contacto físico (muy pero muy light) y de ahí no pasará. Su función es subirme el ego.

Congoleño. Su función es halagarme, hacerme sentir la más hermosa y la más inteligente del planeta. Me hace compañía en Messenger y me habla por teléfono. Además, con él practico mi francés y conozco otras culturas. Mmmmm! Él es un chico con quien me gusta ir al cine o a tomar café.

Alexandr Petrovsky. Con él disfruto lo que se le viene conociendo como mi intimidá, jajajaja. Además de cubrir esa función, cubre otra muy importante que es ESCUCHARME e interesarse por lo que me sucede o me deja de suceder (o por lo menos eso aparenta). Me gusta su éxito profesional.

Príncipe. Su función fue hacerme olvidar a Mr. Big. Fue el primer hombre en el que me fijé, después de él. Me levantaba temprano y alegre para ir al trabajo. Su función ahora es hacerme sentir un millón de mariposas y hacerme babear cuando lo veo. Me fascina físicamente. Es el hombre más guapo y simpático que Dios pudo haber creado en su infinita misericordia!

Y bueno, la lista podría seguir, también hay con quien me gusta sólo compartir mi afición por los Pumas, hay otro con el que me gusta escuchar reggaetón, otro que me instruye en asuntos tecnológicos e internautas, otro con el que bailo como reina, otro al que le puedo decir todas las palabras melosas que se me ocurran sin que sienta que me quiero casar con él, etcétera, etcétera, etcétera.

Y ojo, no necesariamente me tengo que acostar con todos, ni imaginarme que cada uno de ellos es el amor de mi vida, ni esperar sus llamadas, ni que me hablen por msn, ni planear mi vida junto a ellos.

Cada uno tiene una función en mi vida y me gusta conservarlos así. Si bien no tengo a mi lado a un hombre que “me llene”, todos y cada uno de ellos contribuyen satisfaciendo alguna de mis necesidades.

Y como dice Charlotte, a lo mejor todos estos hombres son para pasarla bien, pero las personas que me conocen a la perfección, que están conmigo siempre, que se alegran con mis triunfos, que lloran conmigo, que se enojan con quien me hace daño, a las que realmente les importo, les preocupo, mis almas gemelas pues, son mis amigas. Y soy muy bendecida de tenerlas a mi lado. Gracias por todo y las amo!

Termino este post citando a la verdadera Carrie Bradshaw:

Me di cuenta que el tener ya 3 almas gemelas, hacía más facil encontrar a esos hombres geniales para divertirse“.

Con mención especial para mi MAPS. TQMMMMMMMMMMM!


P.D.: No puedo esperar a ver Sex and the City 2!!!!!!

A %d blogueros les gusta esto: