Tag Archives: señales de amor??

Me enamoré de mi jefe

22 Oct

Y hoy en su gustada sección: “Me enamoré de…” les presentamos “Me enamoré de… mi jefe”, jejeje, ya me gustó escribir acerca de esto de los amores complicados y este tipo de enamoramiento está en el top 10 de los más difíciles.

Les voy a contar una historia, en la que cambiaré los nombres de los involucrados y algunos datos importantes, para proteger la identidad de ellos mismos:

Érase una vez una hermosa chica llamada Remedios, ella, recién egresada de la universidad, estaba iniciando su vida profesional en una empresa encargada de llevar la publicidad de algunos productos que salían al mercado. Tras muchos años de intentos, la empresa por fin estaba rindiendo frutos, había logrado que dos marcas importantísimas le confiaran la publicidad de su productos.

Detrás de todo esto, estaba el dueño y CEO de la empresa, el Lic. Israel Sotomayor, un hombre joven, guapo, interesante, bien posicionado económicamente, seguro de sí mismo, con una cultura general bastante amplia ya que constantemente viajaba a Estados Unidos y Europa por cuestiones de negocios, además era de trato muy agradable y era encantador con todos, pero en especial con Remedios, quien se convirtió rápidamente en su mano derecha. El Lic. Sotomayor estaba comprometido con su novia la Lic. Angélica Urbina, quien trabajaba en la marca importantísima anteriomentente mencionada. Es decir, que gracias a ella, la empresa de Israel Sotomayor estaba cobrando un auge impresionante.

Remedios se dio cuenta de que había cierta atracción por su jefe, pensó que él sentía lo misma hacia ella, puesto que se llevaban muy bien, él le confiaba cosas muy importantes, le mandaba varios mensajes al día cuando estaba de viaje, era muy atento con ella, pagaba todo cuando salían a alguna comida de negocios, la buscaba a la hora de comer, la involucraba cada vez en mayor cantidad de asuntos, etcétera.

Ella estaba muy segura de que había química entre los dos, cualquier comentario de él la hacía estar más segura de esto, así que un día se armó de valor y le envió un mensaje confesándole su amor, él estaba de viaje y no respondió hasta después de una semana, le dijo que no se esperaba algo así, que nunca dio pie a que ella se fuera por otro lado y que ella siempre supo que tiene una relación seria con su novia y no quiere que esta sea vea afectada.

Sobra decir que Remedios quedó devastada y hasta teme por su trabajo.

Ovulitas, después de esta mini-historia, quiero que reflexionemos acerca de qué es lo más adecuado que podemos hacer cuando nos enamoramos de nuestro jefe…

Vamos a recordar dos puntos fundamentales,

1. Como les dije en algún post anterior, la chamba de conquistar y confesar el amor es de los hombres, no de nosotras. Está en sus genes, les encanta hacerlo, no hay que quitarles su rol y mucho menos si se trata del jefe.

2. De la misma forma, el hombre que te quiere y quiere estar contigo, hará lo que sea necesario para hacértelo saber y “marcar su territorio” para que nadie más vaya a intentar conquistarte. En este sentido, no importa si el hombre en cuestión es tu amigo, tu profesor, tu vecino, tu compañero de trabajo o… hasta ¡tu jefe! Créeme que si está enamorado de ti, le va a importar un pepino si eres su subordinada en el trabajo y te lo dirá con todas sus letras. Si no lo dice es porque no lo siente.

Después de estos puntos, tenemos que recordar que en las relaciones laborales hay factores extra que pueden dificultar las cosas, por ejemplo: intereses económicos, relaciones de jerarquías, reglas que impiden relacionarse entre empleados, no se conoce la vida privada de los compañeros de trabajo ya que usualmente no hablan de ello, es decir no se sabe a ciencia cierta cuál es su situación sentimental, etcétera.

Ante esta situación y considerando todo lo anteriormente mencionado, lo mejor que podemos hacer es no poner los ojos en nuestro jefe, porque como le pasó a Remedios, hasta nuestro puesto podríamos perder. Sé que es muy facil decirlo, pero desde un principio se puede evitar. Pero bueno, si no lo pudieron evitar y ya están enamoradas de él, lo mejor es que sean muy cautelosas para no complicar las cosas, yo aconsejo que NO le confiesen nada, si efectivamente la química es mutua, él se los hará saber tarde o temprano, sean pacientes.

Siempre existe la opción de confesárselo y ojalá que él sienta lo mismo y seas correspondida, pero si no lo eres, solo provocarás que él se vea en la necesidad de rechazarte, de reprenderte por tu comportamiento anti-ético (puede hacerlo porque es tu jefe). Provocarás una incomodidad entre ambos, ya que la relación laboral no vuelve a ser la misma con una confesión de esa magnitud y posiblemente, en el peor de los casos, hasta podrías poner en riesgo tu trabajo. ¿Para que nos metemos en problemas? Es muy facil ignorar esa atracción desde el principio si nos lo proponemos! O bien, si nos consideramos mujeres cabronas y maduras podemos seguir sintiendo esa atracción sin pretender nada a cambio, así como me gustan esos zapatos, me gusta el mar, me gusta el pastel de chocolate y me gusta mi jefe, pero hasta ahí.

Ojalá aprendiéramos estas lecciones antes de que nos sucedieran, desgraciadamente, eso rara vez pasa. Lo importante de todo esto es aprender las lecciones por más duras que a veces parezcan, para no repetirlas en el futuro y para irnos haciendo cada vez más cabronas.

Recuerden que me pueden seguir en Twitter como @PameBradshaw

Las quiere,

Carrie Bradshaw.

Dedicado para Remedios,

estoy segura de que esta experiencia te ayudará a construir

una relación sana y hermosa en un futuro no muy lejano.

TQM.

Me enamoré de un amigo

8 Oct

Hola Ovulitas de mi corazón:

Seguramente a todas en algún momento de nuestra vida nos ha pasado que empezamos a sentir algo más por un buen amigo. Esta situación es muy común debido a la cercanía que hay con él, a la convivencia diaria, a la confianza que se ha desarrollado entre ambos y a que ninguno de los dos ha tratado de fingir algo que no es porque en un principio no había pretensiones de otro tipo…

El problema es ¿qué hacer ante esta situación?, ¿sentirá lo mismo que yo?, ¿y si le confieso mis sentimientos y arruino la amistad?

Según mi punto de vista, habría que analizar cada situación particular, pero sobre todo poner atención a ciertos detalles antes de abrir la bocota, por ejemplo:

  • Tratar de identificar por qué te enamoraste de él, solo sentiste el click o él hizo algo para propiciar la situación.
  • ¿Tiene novia, free o anda tras de otra chica? Esa información la puedes obtener fácilmente puesto que son amigos.
  • ¿Qué tan amigos son? No es lo mismo una amistad de 6 meses a una de toda la vida, desde que eran niños.
  • ¿Qué tipo de relación está buscando actualmente, noviazgo o free? Si quiere free y tú quieres un noviazgo, ni vale la pena que le confieses tus sentimientos.
  • Y lo más importante, trata de ser super objetiva y fijate cómo se comporta contigo; cómo te trata, igual que a las demás amigas o tienes trato especial; sale a solas contigo o siempre salen con los demás amigos; fíjate en la reacción que tiene cuando le cuentas de algún chavo que te gusta, etc. En este aspecto puedes pedir la ayuda de otra amiga que los conozca bien a los dos, pero hazla jurar que no le dirá nada. Solo necesitas la opinión de una tercera persona para verificar que no estás alucinando.

Muy bien, supongamos que al revisar todos los puntos anteriores, todo parece indicar que también le gustas a tu amigo, YO OPINO, que te la lleves con calma y sigas sin abrir tu bocota, lo que tienes que hacer es utilizar esa bendita sabiduría que Dios nos concedió a las mujeres para que ÉL te confiese sus sentimientos. ¿Cómo? Utilizando tus encantos, arréglate muy bonita cuando lo vayas a ver, siempre debes oler rico, busca contacto físico (leve), ya no le vuelvas a contar más acerca de los chavos que te gustan, invítalo a lugares más como de cita y menos de amigos, por ejemplo vayan al cine solos, a una fiesta de parejas, a comer (solo los 2), etcétera.

Con estas señales, él debe darse cuenta de que la relación de amigos está cambiando y ÉL es el que debe dar el siguiente paso, si en este proceso notas que no te quiere acompañar si van a salir solos,  lleva a una amiga, te sigue contando de las chicas que le gustan, o te acompaña a una fiesta pero liga con otra persona, entonces son señales inequívocas de que no siente lo mismo por ti, ¿para qué confesarle tus sentimientos? ¡Solo arruinará la amistad! En este caso, será mejor que te des cuenta de que solo te quiere como amiga y deberás asimilarlo con la mejor actitud, a veces se gana y a veces se pierde, ¡no hay problema!

Solo toma en cuenta que cuando un hombre quiere una relación contigo, ¡lo DIRÁ! No le va a importar si son amigos o no. Él no podrá soportar la idea de que otro hombre llegue y se robe tu corazón. Pero si nunca lo dice es porque NO LO SIENTE o también puede ser que sí le gustas y sí hay química pero no lo dice porque no quiere nada formal y no quiere jugar contigo, precisamente porque eres su amiga y no te quiere lastimar.

Aguas con esto, chavas, yo sé que estamos en pro de la liberación femenina, pero en cuestiones del corazón no debemos invadir los roles de los hombres y uno de ellos es armarse de valor para conquistarnos y confesarnos sus sentimientos, eso no nos corresponde a nosotras porque somos unas cabronas que no tenemos necesidad de hacerlo.

Si a pesar de mi consejo quieren hablar con él y confesarle lo que sienten, solo quiero que estén bien conscientes de que él puede corresponderles y sean muy felices para siempre, pero también puede batearlas y sacarse de onda porque él no siente lo mismo, si esto sucede, no se vale deprimirse ni mucho menos, solo tómenlo como una experiencia que quisieron vivir y si no fue con él, será con alguien mucho mejor.

Por supuesto que este es un tema muy debatible y se aceptan comentarios y sugerencias.

En conclusión, Ovulitas, quiero desearles la mejor de las suertes si se enamoraron de un amigo, espero de todo corazón que todo salga bien y que el chico se atreva a dar el siguiente paso, ya que las mejores relaciones y las más duraderas son las que empezaron como amistad y se fueron transformando en amor de pareja. Además, es indispensable que una vez siendo novios, sigan siendo los mejores amigos. ¿Si les conté que mi novio actual, fue mi amigo durante 11 años antes de que le diera el sí? Jejeje.

En el próximo post trataré un tema relacionado con este: Me enamoré de mi amigo y me rompió el corazón… Próximo lunes, ¡no se lo pierdan!

Recuerden que me pueden seguir en Twitter como @PameBradshaw

Las quiere,

Carrie Bradshaw.

El chico que quiere algo serio vs. el que quiere solo un free

21 Nov

Ovulitas de mi vida y de mi corazón, les escribe una Carrie Bradshaw enamorada ♥-♥

No pretendo contarles mi historia de amor, porque seguramente ustedes no entraron aquí para eso, pero quiero decirles que esta nueva experiencia que estoy viviendo me da muchísimo material para seguirles escribiendo y más que nunca lo hago con el corazón en la mano.

No crean que fue facil para mi encontrar al novio que ahora tengo, me llevé fuertes golpes durante más de seis años en los que cúpido se olvidó de mí, y yo sé que son malísimas las comparaciones, pero en Ovulito Blog quiero y debo hacerlo porque estoy comprometida con ustedes hasta el tuétano. El post que están a punto de leer me llevó armarlo ¡un sexenio!

¿Cómo saber cuando él quiere algo serio contigo?

Para contestar esta pregunta me voy a permitir intercalar dos afirmaciones, la de color rojo, corresponde al chico que quiere algo serio contigo y la de color negro, es para el chico que solo quiere un free. Seré muy puntual porque ustedes están esperando ideas concretas, no choros kilométricos, así que aquí voy:

El chico que quiere algo serio contigo

vs.

El chico que solamente busca un free

  • Te invita al cine, a comer, a tomar un café.
  • Te invita a un bar, a tomar una copa o cualquier lugar donde haya alcohol.
  • Te presenta con sus amigos, compañeros de trabajo, familia.
  • Siempre salen solos, no conoces a sus amigos, ni familia.
  • Te llama por teléfono y además te busca por Messenger, WhatsApp, te envía replys por Twitter, o te escribe en el muro de Facebook, etc.
  • Solamente te saluda por Messenger porque es privado y nadie, excepto tú te das cuenta, lo mismo en WhatsApp. También aplica con mensajes privados de Facebook o DM’s en Twitter.
  • Te busca constantemente por cualquiera de esos medios, léase TODOS LOS DÍAS.
  • Te busca una vez cada semana, cada dos semanas o cada mes, generalmente es cada vez que se siente solo o cada vez que anda “con ganas”.
  • Durante las primeras citas, no intentará besarte, abrazarte, ni siquiera tomarte de la mano.
  • Te besa apasionadamente en la primera cita.
  • Después de algunas citas, te abraza cariñosamente, busca contacto físico como tomarte de la mano o del brazo, comienza a hablarte claramente de sus sentimientos, te pide que seas su novia y después viene el beso. Posiblemente primero llegue el beso, pero inmediatamente después te pide ser su novia.
  • Como te besó desde la primera cita o máximo la segunda, los besos suben de intensidad y de pronto te pide ir a su casa porque te quiere besar “en un lugar más tranquilo”, se los traduzco: QUIERE SEXO y casualmente no han hablado de ser novios o ya te dijo que quiere un free (en el mejor de los casos lo dicen, pero son pocos chavas, ojo).
  • Se hace cargo de absolutamente todos los gastos, no acepta que pagues nada durante las primeras citas, por ejemplo: boletos del cine, palomitas, refresco, cafecito posterior al cine, propinas, taxi de regreso a casa.
  • Pagan mitad y mitad, cada quien lo suyo o incluso tú pagas todo porque “casualmente” le clonaron la tarjeta y no tiene dinero, ¡uffff qué oportuno!
  • Si no tiene dinero o anda entrado en gastos, te invita a caminar por algún parque, a ver alguna exposición al aire libre o algo en lo que no gasten mucho.
  • Será raro que sí tenga dinero, pero notarás que cada fin de semana sale de fiesta con sus amigos, van a bares, antros, restaurantes, se va de fin de semana a la playa, etc. Pues, ¿no que no tenía dinero?
  • Empieza con un “me gustas”, “me encantas”, luego “me gusta estar contigo”, “me siento muy agusto contigo”, ya cuando son novios “te quiero”, “te adoro” y al último y solo al ÚLTIMO y cuando ya está bien seguro de lo que siente te dira “te amo”, entiéndase cuando ya llevan algunos meses de ser novios.
  • Te dice “te quiero” en la primera cita, “eres la mujer de mi vida” en la segunda, “te amo” en la tercera o incluso en la primera semana de ser novios. El amor no es exprés, chavas. Cuando lo dicen tan pronto no puede ser sincero. Tal vez solo quiera bajarles la luna y las estrellas para que ustedes suelten el cuerpecito.
  • Hará lo que sea por complacerte, es decir te llevará a los lugares que sabe que te gustan, hará lo que a ti te gusta, te acompañará a las fiestas que son importantes para ti, comerán en tu restaurante favorito. Hasta posteriormente en lo sexual, se desvivirá por darte el placer máximo, tú primero y después él. Querrá verte feliz y querrá que esa felicidad sea provocada por algo que hizo él.
  • Siempre irán a los lugares que él escoge, verán las películas que a él le gustan y en lo sexual eyaculará en 5 minutos importándole poco si tú disfrutaste o no. No conoce tus gustos, ni los investigará jamás.
  • Cuando te invita a salir, como todo un caballero, pasará por ti hasta tu casa y por supuesto, de regreso, te dejará en la mismísima puerta, aunque tú tengas carro, eso a él no le importará. El quiere que vayas en SU carro o si no tiene, querrá que vayas con él en el autobús, se quedaría preocupado si te regresas sola.
  • Si tiene carro pasará por ti a alguna estación del metro que le quede cómoda y que no se desvíe mucho, y de regreso, te dejará en el mismo lugar. Puede ser que te pida que se vean en el lugar de la cita (en el bar, cine u hotel) o peor aún QUE TU PASES POR ÉL Y LO REGRESES A SU CASA.
  • Relacionado con el punto anterior, cuando pasa por ti a tu casa, tocará el timbre y no le importará si abre la puerta tu mamá, tu papá o tu hermano, va a dar la cara porque quiere que en tu casa sepan con quién estás saliendo.
  • Nunca pasará por ti a tu casa y, en el remoto caso de que lo llegara a hacer, te marcará desde su celular para que salgas o te mandará un mensaje de texto.
  • También durante las primeras citas, notarás que te invita con algún tiempo de anticipación, tal vez la próxima semana, el próximo viernes, sábado, o incluso te lo pedirá uno o dos días antes, porque no quiere que hagas planes con alguien más.
  •  Aunque nunca lo hacen de pronto te marcan por teléfono para que se vean ese mismo día. Si tienen un poco de decencia te pedirán en la mañana que se vean ese mismo día en la noche y si no, te piden que se vean en una hora. Por lo general alguien más les canceló y están buscando una segunda o tercera opción.
  • Tiene algún tiempo de soltero, es decir, mínimo han pasado tres meses desde que terminó su última relación y esta no fue tan intensa. Si fue una relación seria deberá pasar por lo menos un año. O sea, el chico se siente preparado para comenzar con una nueva relación porque la pasada está más que terminada y ya no sufre por ello. Está disponible y SANO en el plano emocional.
  • Acaba de terminar una relación importante para él, ya sea de novios, de vivir con su novia o de estar casado. Anda herido, despechado, inestable emocionalmente, quiere distraerse con alguien.
  • En cuanto deciden comenzar una relación entre ustedes, cambia su situación sentimental en Facebook, subirá algunas fotos en donde salgan juntos y te va a etiquetar sin mayor problema. Te pondrá mensajitos lindos en tu muro o te dedicará canciones de amor. Quiere que todo el mundo sepa lo que siente por ti y que eres su chica.
  • Nunca cambia su situación sentimental en Facebook, nunca sube fotos tuyas, ni mucho menos juntos. Notas que hay chicas que le mandan mensajes coquetos y todavía tiene el descaro de contestarles de la misma manera. Sigue subiendo fotos con “amiguitas”, ves que le sigue dando “me gusta” a fotos de chicas sexys. Jamás se aparece en tu muro.
  • No te presionará para que tengan relaciones sexuales, esperará hasta que estés lista. Su primera vez será especial, preparará el ambiente, pondrá musiquita romántica, tal vez te invite un fin de semana fuera de la ciudad. Será muy cariñoso y utilizará las palabras mágicas “hacer el amor”.
  • Te presionará para que “cojan”, “tengan sexo”, “se acuesten”, “le den rienda suelta a la pasión”, en cualquier momento desde la primera cita. Generalmente, habrá alcohol en sus venas durante su primera vez y será en cualquier hotel de paso o en su casa donde no tendrá que gastar dinero.
  • Le puedes hablar por teléfono en cualquier momento del día y te contestará de la misma manera si está en el trabajo, en la escuela, con sus amigos, familia, etc. Por lo general cambiará su tono de voz por uno más tierno, más suavecito pero hablará con buen volumen. Las llamadas pueden durar hooooooras y, seguramente, te incluirá en sus números frecuentes. Casi no tendrás la necesidad de llamarlo porque él lo hará todo el tiempo.
  • Cuando le marcas a su teléfono, se tarda en contestar o no contesta. Después de cinco minutos te devuelve la llamada y habla “bajito”, como escondiéndose. Las llamadas son cortas, él se limita a contestar con monosílabos “si”, “no”, “ajá”, “ok”. Casi siempre marcas tú, y en caso de que él lo haga solo lo hará cuando ande hot.
  • Si por algún motivo tuvieron relaciones sexuales muy pronto o sin ser novios, te llamará al día siguiente para ver cómo te sientes, te mostrará interés, querrá que hablen de lo sucedido e inmediatamente te pedirá que andes con él.
  • Si tuvieron relaciones muy pronto y no hablaron “de ustedes”…¡mejor para él!, no volverás a saber nada de él hasta el próximo mes o hasta que se le vuelva a antojar.

En fin, Ovulitas, puedo seguir con la lista hasta el infinito, pero me parece que el punto más importante es que cuando un hombre quiere algo más estable con nosotras lo hará saber por cualquier medio que tenga a la mano, hará lo que tenga que hacer para estar con nosotras, será constante, dejará muy claras sus intenciones, lo dirá sin ningún temor y no será tímido para expresarlo, ÉL NO TIENE DUDAS. Cuando quieren un free o algo casual también nos lo dejarán saber, dándole vueltas al asunto, no hablarán de sentimientos, sólo de sexo, nos buscarán solo cuando les sea conveniente, siempre buscarán su propio placer y nuestras necesidades saldrán sobrando, dudan todo el tiempo.

Dicen que el dinero y el amor no se pueden ocultar y créanme que si el chico está enamorado de ustedes no lo podrá ocultar durante mucho tiempo, pero si ese tiempo ya pasó y no dice nada, entonces ya se sabe qué es lo que realmente quiere. Son los pequeños grandes detalles los que nos hacen darnos cuenta de lo que los hombres quieren realmente. Nosotras tenemos un sexto sentido al cual muchas veces no le hacemos caso o simplemente, esperamos que las intenciones del chico cambien mágicamente y que un día se dé cuenta de lo que realmente siente por nosotras. Lo que debemos preguntarnos es:

¿Qué es lo que yo estoy buscando?

¿Estoy dispuesta a aceptar lo que él me ofrece?

Si ambos están en el mismo canal cualquiera que este sea, ADELANTE, pero si cada quien quiere algo diferente es hora de reconsiderar el seguir saliendo con él, podrían salir lastimadas, chicas.

Espero que no sientan demasiado agresivas mis afirmaciones anteriores, me atrevo a hacerlas porque yo misma he pasado por todas y cada una de ellas, no estoy escribiendo acerca de algo que no conozca, estos seis años de andar con patanes me han dado elementos suficientes para diferenciar cuando los chicos quieren algo serio y cuando no.

Posiblemente, cuando leyeron los puntos anteriores, se le hicieron demasiado obvios pero cuando estamos envueltas en una relación tormentosa no siempre resultan tan obvios y necesitamos que alguien más nos los diga. Para eso estoy yo y para eso estamos en Ovulito Blog.

Que tengan una linda semana y gracias a las que han participado en esta fiesta virtual para celebrar nuestro 2° aniversario, seguimos recibiendo sus fotos y sus pensamientos y estamos apunto de presentarles algunas sorpresas por nuestra parte.

♥ Las quiero, Ovulitas ♥


Mi estándar de hombre

26 Oct

Ovulitas preciosas:

Les ofrezco una disculpa de antemano porque lo que van a leer no aporta nada nuevo, no saben cuánto trabajo me está costando comenzar a escribir este post, no sé si es porque SEXOSO!! escribió sobre EXACTAMENTE lo mismo que yo había pensado (no fue en mala onda, fue coincidencia) o porque traigo la cabeza hecha un lío ya que dentro de mí se libra una lucha intensa entre el “ser y el deber ser” (Chale, ya escribo como abogada).

La cosa es que voy a escribir acerca del mismo tema de SEXOSO!!, pero yo lo titulo “Mi estándar de hombre”.

Como les decía, en este momento me encuentro librando una lucha interna entre lo que PIENSO que es mejor para mí y lo que SIENTO que es mejor para mí (hablando de cuestiones del corazón).

Durante algunos años tuve la idea firme de no salir con chicos que no me gustaran o atrajeran en algún sentido, porque me da miedo hacer click con la persona equivocada, es decir, como sé que me enamoro muy facil, prefiería no salir con un hombre que no cumpliera con los estándares que yo me había impuesto. Preferí estar sola que estar con alguien feo, alguien que no fuera exitoso en su trabajo, que fuera divorciado o que no tuviera por lo menos el nivel de licenciatura.

En algún post sostuve la idea de que el hombre al que yo decidiera darle mi corazón tendría que tener por lo menos lo mismo que yo, es decir el mismo nivel de estudios, el mismo nivel económico, cultural, etc. Y en teoría esto es lo más adecuado porque al compartir intereses, objetivos, metas, placeres, etc, se puede asegurar de alguna manera el éxito de la relación. EN TEORÍA.

El problema es que me dí cuenta que el nivel de estudios o el aspecto físico no garantiza que alguien sea buena o mala persona. Y entonces mi teoría comenzó a derrumbarse.

Como mi teoría acerca del “estándar de hombre” se me estaba desmoronando, decidí que el próximo hombre en el cual pondría mis ojos tendría que ser buena persona, tendría que respetarme, tratarme como a una reina y tendría que amarme y protegerme como lo más preciado en su vida.

Así es que empecé a estar más receptiva con los chicos que me rodeaban pero que no cumplían con mi “estándar de hombre”. Comencé a fijarme en los chicos que no vienen con una bonita envoltura (como dijo SEXOSO!!), pero que a simple vista parecen buenas personas.

Acepté una invitación a comer de un amigo que desde hace 11 años que lo conozco me invitaba a salir, me llevaba rosas a la escuela, me pidió que fuera su novia y le dije que no porque no me gustaba. En diferentes ocasiones a lo largo de todo este tiempo me ha pedido que intentemos ser novios y yo no he querido porque simple y sencillamente ¡no me gusta!

Pero como les dije, acepté su invitación a comer él y yo solos (o sea una cita) y me llevé una grata sorpresa…

Durante toda la “cita” se esforzó por complacerme, tuvo todo tipo de atenciones conmigo, me escuchó, pagó absolutamente todo, me hizo sentir agusto, halagada, y sobre todo protegida. En ningún momento se me abalanzó para besarme, no intentó llevarme a un hotel, ni me presionó en ningún sentido. Lo cual me pareció “raro” porque llegué a acostumbrarme a esas citas malas, en las que le encuentras defectos al chico por todos lados y en todo momento. Fue “raro” pero “agradable”.

Los únicos defectos que le encontré a mi amigo fueron los que yo ya sabía, por los cuales no había querido salir con él desde hace 11 años: no es guapo, ni tampoco exitoso. YA, no hubo más sorpresas malas, no más defectos. Todo lo demás fue padrísimo, la plática, la compañía. Me trataba justo como SIEMPRE HABÍA QUERIDO QUE ME TRATARAN. Era como si me estuviera leyendo la mente.

Lo que me está causando conflicto es que no es el hombre que idealicé para que fuera el amor de mi vida. No es guapo, no es exitoso, es divorciado, peeeeeero a pesar de todo me agradó muchísimo su compañía, su protección y sus atenciones. Me sentí como en muchos años no me sentía con alguien.

Todavía no sé lo que va a suceder con mi amigo, creo que tanto él como yo “hicimos click”, quedamos en volver a salir el próximo sábado, la verdad es que estoy esperando ansiosamente que llegue ese día. Lo quiero volver a ver y comprobar que lo que sentí no fue casualidad.

Y yo creo que mejor ya le corto aquí porque este post no tiene ni pies, ni cabeza.

Lo único que quiero decirles (y aquí es donde coincido con SEXOSO!! ) es que no hay que negarnos ante la posibilidad de salir con chicos que no se ajustan a nuestro “estándar de hombre”, porque podríamos estar dejando que se escape un gran hombre que no viene precisamente en la envoltura más bonita y podríamos llevarnos una gratísima sorpresa como la que yo me llevé. Olvídemos los prejuicios y el temor al “qué dirán”, solo hay que hacerle caso al corazón y a lo que sentimos cuando estamos con esa personita. Dicen que para obtener resultados distintos hay que actuar de diferente manera… y yo estoy cambiando “mi estándar de hombre”, a ver qué pasa.

Bueno, creo que ahí está la respuesta a mi lucha interna. ¿Ya ven por qué amo escribir en Ovulito?

Y ya para concluir, cierro este post con una frase que me dijo mi amiga Frivolita, el sábado durante una sesión nocturna de chat:

“Todos los metales en la tierra están ahí porque tienen un lugar en el universo. No menosprecies lo que no ves como oro”.

Nos leemos la próxima semana, el LUNES, que es mi día habitual.

Un abracito.

Los mitos acerca de los hombres

13 Jun

¿Cómo les pinta la semana, mis queridas Ovulitas?

Fíjense que la semana pasada recibí un comentario de “duderina” en donde pregunta cómo hacerle para demostrarle a un chavo que te gusta, sin que éste piense que eres lanzada y por consecuencia se asuste… Y al pensar qué contestarle me di cuenta que las mujeres hemos inventado una serie de mitos acerca de los hombres y que en verdad nos los hemos llegado a creer. Más adelante explicaré este punto.

A mi parecer, si le gustas al chico, en algún momento lo notarás con ciertas atenciones que no tiene hacia otra chicas. Si quiere algo contigo, lo dirá, si sólo es un gusto pero no pretende que la relación avance, no dirá nada y ahí es cuando nosotras NO debemos actuar.  A veces pensamos que el chavo no se avienta a declararnos su amor porque es tímido, pero nooooo. Cualquier hombre que está realmente enamorado se lo dirá a la que pretende que sea su mujer, con pena o sin pena, porque es su chamba, es su rol, viene en sus genes. Lo único que debemos hacer nosotras en estos casos, para darle un empujoncito es corresponderle sutilmente con los coqueteos, darle señales de que no los mandaremos por un tubo, es decir: si te pide tu teléfono, dáselo; si te invita a salir, acepta; si te escribe por messenger, contesta; si te agarra la manita, no la quites, etcétera.

Con eso no se asustará, ni pensará que eres lanzada, es más, no conozco a algún hombre que se “asuste” cuando una mujer se le lanza abiertamente, ese es un MITO. Los hombres son tan prácticos que si una chava se les lanza, ellos aprovechan. Ojo, esto no quiere decir que nos vayan a tomar en serio, sólo toman lo que se les ofrece sin compromisos.

Otros mitos que las mujeres hemos inventado acerca de los hombres son:

  • Nos conquistarán con rosas, serenatas, cartas de amor y poemas. Noooo, la mayoría de los hombres odian las cursilerías y más en estos tiempos. Probablemente lo lleguen a hacer en alguna ocasión en su vida, pero no lo disfrutan como nosotras, lo hacen más por obligación o por complacernos.
  • Con el tiempo, una relación sin compromiso se podrá convertir en “algo más”. Error, cuando ellos nos ubican  en la casilla “sin compromiso” dificilmente podremos pasar a la de “novia”, por eso hay que pensar bien las cosas, antes de aceptar cualquier situación de éstas.
  • Los hombres también son seres humanos y en algún momento necesitarán amor. No, los hombres son sexuales y saben diferenciar perfectamente una cosa de la otra, no buscan enamorarse, buscan sexo. Si se enamoran es involuntariamente. Podrían vivir felices y plenos sin amor, sólo con sexo.
  • Tienen amores platónicos o imposibles. NO. Si les gusta alguien se lanzan, si no les hace caso voltean para otro lado. Si es platónico, no pierden el tiempo con eso. Son prácticos.
  • Se fijan en nuestro cuerpo y lencería a la hora de la intimidad. Mmmmm, es en lo que menos se fijan, chicas. Ésa si es una buena noticia, ni se preocupen por las lonjitas, celulitis, vellos o cicatrices en su cuerpo, el éxtasis los ciega. Ustedes seguras de sí mismas. La actitud los mata.
  • Están cómodos con la liberación femenina. Jajaja, no, no están cómodos, están descontrolados, temerosos. Como sienten que ya no tienen el control, están buscando formas de someternos. ¿Con cuántos patancitos se han topado últimamente, que las trate de controlar en su manera de comportarse, de vestir, de hablar o hasta de pensar? ¿Con cuántos?
  • Existe el príncipe azul. Ay, mis Ovulitas, no quisiera ser yo la que se los diga, pero no existe. No hay hombre perfecto, porque ellos también son seres humanos al igual que nosotras y somos imperfectos. El hombre con el que soñamos todas (alto, guapo, güero, ojos azules, fuerte, millonario, inteligente, simpático, alegre, caballeroso, educado, con buenos sentimientos y fiel) no existe. Debemos saber esto, para no ser tan exigentes y aceptar a los hombrecitos con sus defectos y virtudes, no hay que tener expectativas tan altas, porque luego las caídas duelen mucho.

Y por último:

  • Los hombres son complicados, nadie los entiende. No, mis Ovulitas, los hombres son simples, sencillos, las complicadas somos nosotras, tenemos hormonas que nos transforman y nos hace complicarnos las cosas, hacemos una tormenta en un vaso con agua. Hemos inventado esta serie de mitos para explicarnos su comportamiento, pero ellos son lo que son, lo que vemos es lo que hay, sólo hay que aprender a observarlos y a entenderlos. Ellos no esconden nada,tarde o temprano van a decir lo que tienen que decir y si no lo dicen, es porque no quieren, punto.

No nos compliquemos, no los justifiquemos, no sigamos alimentando estos mitos.

¿Conocen algún otro mito acerca de los hombres? ¡Compártanlo aquí!

Que tengan una excelente semana. 😀

Él se quiere acostar contigo

28 Feb

Hola ovulitas:

Fíjense que a mis amigas ya se les ha hecho costumbre alimentar mi espíritu cabronezco y siguen dándome material para que pueda compartirlo con ustedes… en esta ocasión una amiga muy querida me regaló el libroActúa como dama pero piensa como hombre del autor Steve Harvey.

A decir verdad, esperaba más del libro, ya saben que una desea encontrar el hilo negro en este tipo de lecturas y casi casi una solución milagrosa para poder entenderlos, pero siento decirles que mis expectativas fueron demasiado altas y me quedé con ganas de más.

Dentro de lo que rescato, aunque ya es bien sabido por todas nosotras pero a veces como que se nos olvida, es la contundente afirmación que hace el autor de que en un principio cualquier hombre que se acerque a ti en una fiesta, en un bar, en el salón de clases, en el gimnasio, en la librería, en la tienda de discos, etc, sólo quiere una cosa: ACOSTARSE CONTIGO.

Ya sé que suena muy dramático,  muy extremista y que podrán debatirme este punto cuantas veces quieran, pero chavas, de verdad, hay mucho de cierto en esto, aunque nos cueste un poco de trabajo creerlo los hombres sólo traen una cosa en la cabeza y se llama: SEXO (bueno también llegan a pensar en fútbol y “chelas”).

Quiero aclarar que los hombres no son malos, ni sucios, ni depravados… ¡SON HOMBRES! Simple y sencillamente quiero que entendamos lo que está pasando por sus cabecitas cuando se acercan a ligar con nosotras y la graaaan diferencia entre lo que ellos y nosotras estamos pensando cuando empieza este cortejo.

Ok, ok, si no me quieren creer a mi, citemos a Steve Harvey, cuyo capítulo 5 titula como: “Lo primero es lo primero, él se quiere acostar contigo”:

Es una generalización, pero en mi experiencia, es verdad. A las mujeres les encanta sentarse a platicar sin ninguna razón más que por el gusto de hacerlo, pero a nosotros no nos gusta conversar por conversar. No tenemos tiempo para eso. Nosotros somos gente simple: si nos gusta lo que vemos, trataremos de obtenerlo; si no queremos nada de ti, no vamos, y ya. Punto. Un hombre siempre quiere algo. Siempre. Y cuando se trata de mujeres necesita averiguar dos cosas: 1) Si querrás acostarte con él, ó 2) qué debe hacer para acostarse contigo.

Esa es su misión en el antro.

Ese es su trabajo en la cafetería de la oficina.

De eso se trata en misa cuando se salta todas esas bancas y viene y se sienta junto a ti.

Si un hombre te ve y te pregunta cómo estás ¿por qué será? No viene a enterarse de tus intereses, o a saber de ti, o qué te gusta y necesitas. Eso es lo que las mujeres hacen cuando quieren conocer a alguien, para un hombre es más simple: le encantó lo que vio al otro lado de la habitación y ha cruzado para ver si logra estar contigo. No le importa ni tu personalidad, ni lo que haces para ganarte la vida. Tus amigos no le interesan, ni si conoces a Jesucristo. Lo único que quiere saber es si podrá acostarse contigo, habla para determinar qué tanto debe invertir para obtener lo que quiere.

Cuando digo “invertir”, no me refiero sólo a dinero, sino también a tus valores y condiciones. Él quiere saber si tu “precio” es demasiado alto, si es pagable, si te puede tener a crédito, si te puede tener esa misma noche. Si no presentas tus condiciones, significa que eres grauita y vámonos. Sabe que te puede llevar a la cama con un mínimo esfuerzo. Pero si desde el principio le dices que tienes tus condiciones, que necesitas tiempo, respeto y atención, entonces entenderá que eres una mujer especial, que tendrá que trabajar para ganarse el “bizcochito”.

Chicas ya tenemos esta información, ya la sabíamos, pero a veces nos lo tienen que recordar, en lo que nosotras estamos pensando en “es un chico lindo, joven, bien vestido, no tiene anillo de matrimonio, se ve interesado en mí, si está comiendo en este lugar es porque puede pagarlo, debe tener un buen trabajo, se ve serio, seguramente es un buen partido”, ellos sólo están pensando en cómo llevarnos a la cama.

Y como le aconsejaba a una buena amiga hace algunos meses:  Si ya tenemos su atención, porque les atraemos en el ámbito sexual, hay que aprovechar y verlo como algo positivo, debemos hacerlos esperar un poquito o mejor dicho lo más que se pueda, para obtener lo que nosotras queremos. Es como un intercambio de poder, ellos recibirán sexo, cuando nosotras recibamos atención, detalles, respeto, amor y compromiso, de otra forma estaríamos revelando nuestra mejor carta antes de tiempo y con eso podemos perder su atención y también, el juego completo.

Mi abuelita dice que me ponga una aspirina entre las piernas para tenerlas bien juntitas y que por nada del mundo la deje caer al suelo, jajajaja… Les digo que las abuelas son sabias, chingá. (Por cierto hoy es su cumpleaños número 68 e iré a apapacharla y a ver qué otro consejito le puedo sacar).

¡Que tengan una linda semana!

P.D: No suelten prenda! jojojo.


Cuando ellos buscan contacto físico

20 Dic

Si hay algo que todavía no logro descifrar pese a toda la experiencia que he acumulado a lo largo de mi vida amorosa es como interpretar el contacto físico que propician algunos especímenes masculinos.

Imaginemos una escena:

Sales al cine con un chico (no es tu novio, no sabes si le gustas,  no sabes si es cita o salida de amigos, pero tampoco es tu hermano del alma desde la niñez) y de pronto durante la fila para comprar palomitas te abraza, luego te toma de la mano para llevarte hasta tu asiento, posteriormente cuando están viendo la película dice un comentario gracioso y te toma de la rodilla durante algunos segundos. Cuando están a punto de despedirse, te acomoda tiernamente el cabello porque el aire te despeinó… Nunca te confesó que le gustas o que tiene algún interés en tí, pero tú sentiste que sí porque buscó contacto físico, ¿cierto?

Me di a la tarea de preguntárles a tres chicos qué es lo que pretenden cuando intentan contacto físico con las mujeres que los rodean y esto fue lo que contestaron:

Roberto: En realidad habemos hombres coquetos por naturaleza, en ocasiones no pretendemos nada, así es nuestra personalidad. Otras veces lo hacemos para ver qué sacamos de la situación, si la chava no se opone a que la tome de la cintura, ya chingué (Jajajajajaja, literal).

Jaime: “Cuando buscamos contacto físico quiere decir que la chica nos interesa, tratamos de ser caballerosos con ella y eso a veces implica tomarlas de la mano, del brazo. Puede ser para establecer algo serio o algo pasajero, es decir hay interés de algún tipo. Aunque el contacto físico no debe ser interpretado de forma aislada, sino que se debe complementar con las demás acciones o actitudes que tiene el hombre hacia la mujer”.

Enrique: “Cuando abrazo a una chica, le toco la rodilla o la tomo de la cintura, es porque le estoy coqueteando. Para cruzar la calle, yo sólo tomo de la mano a una chica que me gusta y le estoy coqueteando. Si no me gustara, no lo haría, a menos que fuera una amiga muy querida de años!”.

Así pues, todo indica que cuando nos abrazan, nos toman de la mano o de la cintura, o nos tocan tiernamente la barbilla: quieren con nosotras (quieren algo: sexo o amor), hay quienes lo hacen sólo por caballerosidad y otros porque son coquetos por naturaleza, ¿cómo saber cuál es nuestro caso?

Al respecto, me pareció muy sensata la respuesta de Jaime, hay que prestar atención al contacto físico que tenga nuestro prospecto cuando salgamos con él, pero es más importante observar como se comporta antes, durante y después de la cita. Si nos habla por teléfono, nos manda mensajes de texto, correos, busca vernos con cualquier pretexto, nos hace reir, y lo más importante NOS DICE ABIERTAMENTE: ME GUSTAS, ME GUSTA ESTAR CONTIGO, SIENTO ALGO POR TI, etc, entonces ahí ya no habrá duda de que hay un interés genuino,  mientras tanto no debemos tomar tan en serio, ni emocionarnos por el hecho de que nos haya abrazado. Todas son meras suposiciones o interpretaciones de lo que desearíamos que fuera, puede ser que estemos idealizando al chico de nuestros sueños, pero hay que tener mucho cuidado y hasta no ver las señales claras es mejor andarse con pies de plomo.

Que tengan una linda semana navideña.


A %d blogueros les gusta esto: